Archive for the ‘opinión’ Category

¿Qué sentido tiene, Sr. Wert?

viernes, octubre 25th, 2013

¿Por qué sigue adelante con una nueva Ley de Educación que (casi) todos los partidos dicen que van a derogar cuando lleguen al poder?

Ud. sabe que la Educación es un proceso largo y, a diferencia de lo que ocurre en Economía, donde las medidas que se aplican en los mercados pronto generan cambios, en Educación se necesitarán AÑOS para que las medidas que comporte su nueva Ley den sus frutos… Años que muy probablemente su Ley nunca cumplirá porque cuando haya un cambio político será derogada.

¿Qué sentido tiene esta sinrazón?

Ud. conoce sin duda (o sus asesores deberían conocer) los manuales de Pedagogía donde los especialistas sostienen sin excepción que toda Ley de Educación debe ser consensuada por las diversas fuerzas políticas.

¿Por qué Ud. (y sus antecesores) actúan así en contra de lo que dice la Ciencia, avala la experiencia y dicta el sentido común?

¿Cree que es un comportamiento inteligente y responsable seguir adelante?

¿Es consciente del tremendo impacto de sus medidas en el sistema educativo? ¿Del tiempo que habrá que invertir para ajustar el sistema a la nueva (y efímera) normativa? ¿Del dinero que nos costará todo esto?

Como ve, no entro aquí a valorar su Ley. Me limito a intentar demostrar que aunque esta ley fuera adecuada a nuestras necesidades… es absurdo seguir adelante con ella: ¿por qué plantar semillas en un campo que va a ser edificado antes de que estas germinen?

¿No podría negociar y consensuar con las otras fuerzas políticas algunos ajustes imprescindibles en el sistema educativo actual y empezar a construir más lentamente y con mayores consensos una nueva Ley más ajustada a la Era Internet en la que vivimos y más en consonancia con las ideas, necesidades e intereses de todos?

A ustedes, los políticos de todos los colores, no les hemos puesto donde están para que construyan quimeras y nos entretengan y enfrenten con los debates que generan. Están ahí porque hemos creído que serían profesionales (no títeres del partido ni exaltados con ideas inviables) capaces de construir acuerdos,  solucionar problemas y llevarnos a un mayor bienestar. ¿Nos hemos equivocado?