Archive for the ‘LIBRO DIGITAL’ Category

Contenidos digitales Educaline y mejora de los aprendizajes: memoria de una investigación

sábado, octubre 13th, 2012

Durante el curso 2011-2012, en el grupo de investigación “Didáctica y Multimedia” (DIM-UAB)  hemos realizado la investigación “Uso didáctico de los contenidos digitales EDUCALINE”, en la que más de 100 profesores de 23 centros docentes de enseñanza primaria y de ESO, aplicaron en sus clases diversas actividades de enseñanza y aprendizaje con el apoyo de los libros de texto digitales EDUCALINE  con el fin de identificar los mejores modelos de aplicación didáctica y las ventajas que pueden proporcionar.

 

Del estudio, cuya memoria completa se puede  consultar en el portal de la investigación <http://peremarques.net/educaline/>  se desprende que al 81 % del profesorado y al 92% del alumnado les gusta utilizar estos recursos, que son valorados muy positivamente por su calidad y utilidad, aunque los docentes consideran que convendría disponer de más contenidos para satisfacer todas las demandas del currículum y las necesidades de alumnos.

Las funcionalidades más utilizadas han sido las presentaciones para pizarra digital y los demás contenidos digitales EDUCALINE accesibles con los sistemas de búsqueda, que los profesores han utilizado como apoyo en sus explicaciones magistrales. También la realización de tareas por los alumnos en  el entorno de trabajo de los estudiantes,   accesible en el centro docente y también desde su casa.

Respecto a las ventajas potenciales que pueden obtenerse utilizando los libros de texto digitales EDUCALINE, más del 90% de los profesores considera que proporcionan muchos nuevos recursos que mejoran la comprensión, la atención y la implicación del alumnado, facilitando una renovación metodológica orientada a la innovación didáctica… y además facilitan la adquisición de competencias TIC.

Y a todo ello, más del 80% del profesorado añade que mejora la memoria visual, facilita la individualización y el trabajo autónomo de los estudiante, el  desarrollo de la imaginación y la creatividad, realizar experimentos, la evaluación continua, trabajar las “inteligencias múltiples”…, considerando también  que facilita la enseñanza, el aprendizaje y el logro de los objetivos educativos, aumentando la satisfacción, motivación y autoestima docente. No obstante, aunque el 74% de los profesores considera que no aumenta la distracción de los alumnos en clase, para la mitad de los profesores no queda claro que potencie la reflexión y el conocimiento crítico, ni que se aproveche más el tiempo en clase o que se mejore el comportamiento.

Con todo, no todo han sido ventajas, también han surgido problemáticas. Problemas técnicos: problemas de conexión y velocidad en Internet en los centros, falta de ordenadores personales (en las clases y en casa), falta de conexión a internet en algunos hogares… Y otras problemáticas que han incidido en el trabajo de los profesores y los estudiantes, y a veces han inhibido una mayor utilización de estos recursos, especialmente: la falta de contenidos digitales adecuados para atender todo el currículum, los hábitos y recursos previos de los docentes, el incremento significativo de trabajo y tiempo que supone (buscar y revisar los materiales y preparar las clases, tener los equipos del aula a punto), la realización de ejercicios por ensayo error y sin pensar por parte de los estudiantes…

No obstante el balance entre ventajas e inconvenientes resulta muy favorable. Y más si consideramos que 2 de cada 3 profesores  considera que los estudiantes aprenden más, opinión que comparten el 75% de sus alumnos, aunque no todos los docentes observan que haya una mejora en las calificaciones académicas de los estudiantes. En cualquier caso, esta mejora en los aprendizajes es mayor en los alumnos que ya van bien en las asignaturas y en aquellos a los que les cuesta pero trabajan y suelen aprobar, mientras que se aprecia un impacto menor en los estudiantes que aún trabajando no suelen aprobar la asignatura y en el grupo de los alumnos desmotivados que no suelen trabajar.
Ver presentación de la investigación.
Ver  presentación de los resultados.

JORNADA DIM: Buscando el valor añadido de los contenidos digitales en educación

domingo, septiembre 23rd, 2012


23ª JORNADA DIM (21-9-2012)
ver fotos (Mercè Foguet) – ver acta-programa
 
CONCLUSIONES DE LA MESA REDONDA: «El valor añadido de los contenidos digitales en educación»
Ponentes: Antonio Cara (Asesor de Educacion y Conocimiento en Red de Fundación Telefónica), Esteban Lorenzo (Director de Edebé Digital), Hèctor Ruiz (Director de Digital-Text), Santiago Serrano (Cap de la Delegació de Macmillan a Catalunya) y Jordi Vivancos (Departament d’Ensenyament).
Moderador: Pere Marquès (Director del grupo DIM)
Relatores: Paloma Valdivia y Pere Marquès
 
Frente a la inmensa galaxia informativa hoy gratuitamente a nuestro alcance, los libros de texto seleccionan una parte de esta información (que da una respuesta completa a las pautas de los planes de estudios oficiales) y la preparan y estructuran  para que sea fácilmente asimilable por los estudiantes, acompañándola de una buena colección de actividades para facilitar la comprensión/memorización y también la aplicación práctica de los conocimientos que conlleva un desarrollo competencial. Orientan al docente y le facilitan el trabajo (no ha de buscar él) al proporcionarle unos recursos básicos, le permiten ahorrar tiempo. 
1.- ¿QUÉ VALOR AÑADIDO NOS APORTAN LOS LIBROS DE TEXTO DIGITAL? portal de las tabletas digitales y los libros de texto digitales
También sabemos que los «buenos de texto libros digitales»nos aportan lo mismo que un «buen libro de texto en papel» y además: vídeos, animaciones, simulaciones, enlaces (a páginas web complementarias), ejercicios autocorrectivos… No hay duda de que aportan «valor añadido». Los ponentes y participantes en la mesa redonda destacaron como aportaciones más significativas de los libros de texto digitales: 
– La interactividad que ofrecen al estudiante (Héctor Ruiz)

– El feed-back inmediato en ejercicicios autocorrectivos y en las simulaciones (Jordi Vivancos citó Visible Learning: ASynthesis of Over 800 Meta-Analyses Relating to Achievement” – de John Hattie- donde se evidencia que en las actividades de aprendizaje, cuanto mayor es la interactividad/retroalimentación que se desarrolla, mayor es el aprendizaje de los estudiantes).
Mayor atención y motivación del alumnado (en gran parte por la multimedialidad del entorno y esta interactividad e inmediata respuesta a sus actuaciones.
– La  disminución del tiempo que el profesor debe dedicar a la corrección de los ejercicios del alumnado (muchos ejercicios son autocorregibles). De esta manera, si es necesario, al disponer de más tiempo podrán encargar a los estudiantes que hagan “más ejercicios”, que practiquen más, con lo que mejorarán sus aprendizajes.
– Se pueden integrar mejor las actividades de evaluación (y autoevaluación) en las secuencias de aprendizaje que ofrecen los materiales a los estudiantes. Además poco a poco van apareciendo “sistemas adaptativos” (Antonio Cara) que van adaptando sus secuencias de aprendizaje a los conocimientos previos y a la evolución de los aprendizajes de cada estudiante (contenidos digitales + inteligencia artificial).
– Los informes personalizados que proporcionan estos materiales, y que facilitan al docente el seguimiento de la actividad que realiza cada alumno al interactuar con los materiales. (Héctor Ruiz, Jordi Vivancos). De esta manera, al conocer mejor la actividad y aprendizajes realizados pos los estudiantes, los profesores pueden hacer un adecuado tratamiento de la diversidad de necesidades formativas de sus alumnos.
– Resulta fácil mantener los materiales actualizados e incluir en ellos noticias de actualidad (Santiago Serrano). Aunque los editores no siempre lo hacen.
– Actualmente, junto con el modelo clásico de “libro de texto digital” completo, se ofrecen también  los contenidos educativos atomizados(objetos de aprendizaje – Pepe Giráldez-), de manera que cada profesor o centro puede elaborar (en su plataforma educativa de centro) sus “libros de texto” (o contenidos de referencia para los alumnos) seleccionando los “objetos de aprendizaje” que le gusten más (Esteban Lorenzo) de los ofrecidos por las diversas editoriales de contenidos educativos multimedia -para que ello sea posible, los contenidos deben seguir unos protocolos de interoperabilidad, el estándard de contenidos digitales adaptado a la Web 2.0 es  “IMS common cartridge (Jordi Vivancos)
– Los contenidos digitales deberían ser fácilmente manipulablespor parte de los profesores y, en algunos casos, los alumnos, con el fin de que se pudieran ajustar de acuerdo con las necesidades de cada contexto de utilización (Javi Vizuete)
Complementariedad. El libro de texto digital es un recurso más en el aula, que no impide la utilización de libros de texto en papel cuando se considere conveniente (Xavier Gómez). Cuando no sea necesario que cada alumno tenga “su” libro en papel, puede haber una “biblioteca de aula” con libros de texto de diversas editoriales. Tampoco podemos olvidar que las Consejerías de Educación, algunos profesores (Genmagic) y hasta algunas editoriales están promoviendo repositorios estructurados de recursos gratuitos, que en algunos casos pueden ser un complemento suficiente al uso de los tradicionales libros de texto en papel.
2.- INFRAESTRUCTURAS NECESARIAS.
Para poder utilizar libros de texto digital, es necesario que las aulas dispongan de una adecuada conexión a Internet (Héctor Ruiz) en cobertura y ancho de banda, y que cuando sea necesario (tal vez en un 30% del tiempo semanal de clase, pues no todas las actividades de aprendizaje requieren el uso de las TIC) los alumnos puedan disponer de un dispositivo digital (PC, tableta digital, Smartphone…) que les permita acceder e interactuar con la información de los contenidos digitales.  
Además de considerar las especificidades de cada metodología, también hay que considerar en cada caso si es necesario el uso de los contenidos digitales en todas las asignaturas y en todas las edades (Antonio Cara)
Para Jordi Vivancos, hoy en día, el aula ideal es “el aula que podemos pagar y hacer sostenible económicamente”. Hemos de aprovechar lo mejor posible lo que tenemos, pues no es tiempo de grandes inversiones. Además, hay que aprovechar el potencial que significa que casi el 90% de las familias con hijos en edad escolar dispongan de ordenador e Internet en su casa para que los alumnos hagan también algunos de los trabajos con apoyo TIC allí. Luego en las clases, con la pizarra digital, se debe aprovechar  la presencialidad y dedicar el tiempo a compartir y revisar conjuntamente los trabajos realizados, en línea con el modelo «Flipped Classroom» (Jordi Vivancos).
Para obviar el gran ancho de banda de Internet que requerirían los centros si todos los estudiantes trabajaran en las aulas con los libros de texto digitales, las editoriales tienden a formatos híbridos, instalando parte de los contenidos en los servidores de cada centro, para minimizar las descargas de Internet.
También hay que considerar los necesarios recursos humanos: el coordinador pedagógico TIC de centro, el técnico de mantenimiento(Santiago Serrano) 
3.- PROBLEMÁTICAS ASOCIADOS AL USO DE LIBROS DIGITALES
 Los libros de texto en papel dan pocos problemas, siempre disponibles cuando hay una iluminación suficiente, facilitan una lectura más reposada (secuencial, buena legibilidad de los caracteres…) y permiten la toma de notas directas o mediante “post-it”. 
Asociados al uso de los libros de texto digitales, se comentan los siguientes problemáticas: dependencia TIC (se requiere un dispositivo digital), muchas veces hay que  trasladar los dispositivos entre clases (carros de ordenadores…), los cables y las conexiones, el mobiliario (mesas fijas…) y las instalaciones (pocos enchufes…) de las aulas dificultan el trabajo colaborativo y el uso de las TIC,  ordenadores y pantallas reducen visibilidad y espacio de trabajo, más ruido en clase (Santiago Serrano), se puede tender a una lectura superficial (de hecho en pruebas PISA2009 se evidencia poca comprensión lectora en pantalla – Jordi Vivancos-), los hiperenlaces pueden acabar desorientando a los estudiantes, mayor riesgo de distracciones por parte de los alumnos (especialmente si el docente no se pasea entre los alumnos cuando éstos trabajan con los contenidos digitales), no siempre los docentes (ni los alumnos) tienen la formación necesaria para hacer un buen uso didáctico de los contenidos digitales.…
4.- ¿HACIA DÓNDE VAMOS?
Hace más de 100 años, Giner de los Ríos y otros impulsores de la Escuela Nueva ya promovían en algunos casos que fuera cada alumno quien elaborara su propio libro de texto, lo que exigía tener una visión general de los temas, buscar y seleccionar información, analizarla y sintetizarla, debatir y corregir conjuntamente con los compañeros y el profesor… Hoy en día, que profesores y estudiantes tienen a su alcance infinita información, ¡sería tan fácil promover que cada alumno hiciera su propio libro en una wiki!
Si a partir de los 10 años cada alumno dispusiera siempre de un dispositivo digital (netbook, tableta digital…) a su alcance en la escuela, ¿tendría sentido que utilizara también libros digitales en papel? En estas circunstancias, ¿tendría sentido que compraran un libro de texto digital para cada asignatura? (aunque fuera muy barato). Y aún más, ¿no sería mejor que dispusieran de un «libro-álbum» que guiara sobre las informaciones a buscar en Internet (o en una base de datos cerrada de la plataforma del centro docente) para elaborar su propio libro de texto? 
Hoy en día los libros de texto digitales son muy parecidos a los libros de texto en papel (Antonio Cara). Los libros de texto digitales aún no han desarrollado su máximo potencialaprovechando todas las funcionalidades que le proporciona la tecnología. Se espera que se vayan integrando las técnicas de la inteligencia artificial(sistemas adaptativos, “teachable agents” a los que los alumnos entrenan/enseñan – Jordi Vivancos-) y se aprovechen más las enormes posibilidades de aprendizaje que ofrecen las simulacioens (Héctor Ruiz)
Como se ha dicho, se tiende a la fragmentación de los contenidosy al micropago por aquellos “objetos de aprendizaje” que interesen (Esteban Lorenzo).  El libro de texto digital puede evolucionar hacia una especie de contenedor de conexiones (Antonio Cara)
Santiago Serrano comenta el funcionamiento y el sistema de evaluación “por pares” en algunos MOOCy su posible aplicación por ejemplo en la ESO. 
5.- EFICACIA Y MEJORA EN EL RENDIMIENTO DE LOS ESTUDIANTES. LA IMPORTANCIA DE LAS METODOLOGÍAS.
 Pero en definitiva, la finalidad de los recursos didácticos es facilitar los aprendizajes de los estudiantes. Sería absurdo gastar más en tecnología y recursos para lograr lo mismo que ya teníamos. Utilizando los libros de texto digitales, ¿tenemos constancia de que mejoren los rendimientos académicos de los estudiantes al utilizar «bien» los libros de texto digitales? 
Por un lado tenemos las investigaciones citadas por Jordi Vivancos en el libro “Visible Learning”, a mayor interacción/retroalimentación, mayor aprendizaje. De manera que hay que potenciar al máximo que los contenidos digitales generen esta interacción con el alumnado.  Así, los libros de texto digitales actuarán como catalizadores de los aprendizajes(Santiago Serrano).
En el grupo DIM-UAB se han realizado dos investigaciones significativas con los libros de texto digitales, en las que se ha puesto en evidencia que “un buen uso de estos materiales SÍ puede mejorar los rendimientos del alumnado”: la investigaciónsobre ortografía con los libros de Digital-Text demostró empíricamente una mejora del 23% en rendimiento por parte de los “alumnos digitales” frente a los que habían trabajado la ortografía sin apoyos TIC (Héctor Ruiz); y en la investigacióncon los libros de texto Educaline 2 de cada 3 profesores consideraron al final que sus alumnos habían aprendido más.
En estas investigaciones, se proporcionó orientaciones a los profesores para que utilizaran los contenidos digitales de acuerdo con unas metodologías, que son las responsables del éxito obtenido, al aprovechar adecuadamente el “valor añadido” de los recursos digitales. 
No siempre los contenidos digitales hacen una apuesta clara por una metodología didáctica (Esteban Lorenzo).  Sería deseable que los libros de texto digitales estuvieran  al servicio de metodologías innovadoras (Antonio Cara).
Agradeceremos a los participantes en esta mesa redonda, ponentes y asistentes, que si ven que falta alguna idea importante de las que se expusieron nos lo hagan saber para que la podamos añadir.
Igual.mente invitamos a todos los lectores a aportar sus comentario para, entre todos, ir aprendiendo más .

Investigación AULATICE: “buenas prácticas” y ventajas con el uso didáctico de ordenadores, pizarra interactiva, contenidos digitales y libros de texto

martes, agosto 16th, 2011

La investigación AULATICE se desarrolló en 10 centros docentes (primaria y secundaria) entre 2009 y 2011 a partir de convenios de colaboración entre las empresas SMART, EPSON y Ediciones SM y el grupo de investigación “Didáctica y Multimedia” (DIM-UAB) de la Universidad Autónoma de Barcelona.



La finalidad de la investigación era doble: por una parte la experimentación de las posibilidades didácticas de los recursos TIC en las aulas AULATICE, que disponen de pizarra digital interactiva, lector de documentos y ordenadores personales, y por otra parte la identificación de los mejores modelos didácticos de uso compartido de los libros de texto y los contenidos digitales on-line que se pueden utilizar en estas aulas.



Los 50 profesores participantes recibieron 5 sesiones formativas para orientar la integración y el buen uso de estos recursos en sus actividades de enseñanza y aprendizaje. Así, las pizarras interactivas se integraron plenamente en las actividades habituales de las clases, superando con mucho la utilización de las pizarras de tiza o rotulador. Y en cuanto a los ordenadores portátiles, la mayoría del profesorado los utiliza entre un 25% y un 50% de sus clases, acorde con nuestra recomendación de un uso mínimo alrededor del 30% del tiempo de clase semanal.



Este uso de los portátiles se compagina sin problema con el empleo de las tradicionales libretas, los libros de texto en papel, los DVD que acompañan algunos libros de texto, y los recursos multimedia de Internet.



Entre los MODELOS DIDÁCTICOS de uso la pizarra interactiva más utilizados destacan las exposiciones magistrales, la realización de ejercicios entre toda la clase, la corrección pública de ejercicios y la búsqueda de información en Internet desde la PDI, entre los modelos más centrados en la actividad e iniciativa del profesor. Y entre los modelos centrados en la actividad e iniciativa de los estudiantes están: la presentación pública con la PDI de trabajos realizados por los estudiantes y la presentación de materiales buscados en Internet. También los modelos que dan a los alumnos el rol del profesor para explicar temas a sus compañeros o para crear recursos didácticos que luego presentarán a la clase en la PDI.



Por lo que respecta al uso de los ordenadores portátiles por parte de los estudiantes destacamos los modelos didácticos: realizar trabajos diversos con el ordenador, buscar en Internet recursos para la asignatura, la realización de ejercicios (autocorrectivos o no). En menor medida, también han realizado trabajos en su blog o wiki, consultas on-line a sus compañeros, trabajos colaborativos, investigaciones guiadas (webquest…) y actividades diversas de producción creativa (cuentos, poemas).



El USO CONJUNTO DE LOS LIBROS DE TEXTO (digital o en papel) con los recursos TIC de las aulas AULATICE ha sido experimentado por un 50% de los profesores, que en general están satisfechos de los resultados al utilizarlos con modelos didácticos tradicionales: el profesor los usa para explicar y proponer ejercicios a los estudiantes, y éstos los utilizan para estudiar y realizar los ejercicios que indica el profesor. Las secciones más utilizadas de los libros en papel han sido: conocimientos previos, presentación de los temas, resúmenes, ejercicios modelo de ejemplo y ejercicios sin soluciones. Y por lo que respecta a los contenidos digitales las secciones más útiles han sido: las presentaciones multimedia de los temas, los resúmenes, los ejercicios paso a paso y los enlaces web. También los ejercicios autocorrectivos, vídeos cortos y animaciones. Con todo, a pesar de la disponibilidad de los recursos digitales, en general los profesores siguen utilizando con mayor asiduidad los libros en papel.



Entre las VENTAJAS que comporta el aprovechamiento de los recursos de las aulas AULATICE, más de un 90% de los profesores destacan que facilita la renovación metodológica orientada a la innovación didáctica, permite acceder en clase a muchos recursos, aumenta la atención y la motivación de los estudiantes y promueve más su implicación y participación, facilita la realización de correcciones colectivas y actividades colaborativas y en grupo, potencia la capacidad de memorización (memoria visual) y facilita la comprensión y por supuesto la adquisición de competencias digitales.



Y entre los INCONVENIENTES, para un 79% de los profesores el uso de la tecnología de las aulas 2.0 les exige dedicar más tiempo en la preparación de las clases, y un 67% manifiesta tener problemas con las conexiones de Internet. Además, respecto a los ordenadores portátiles de los estudiantes, un 58% de los profesores denuncia los problemas de virus y averías.



Entrando en el apartado de los APRENDIZAJES, un 90% de los alumnos y un 97% de los profesores considera que se mejoran los aprendizajes con las actividades que han realizado con el apoyo de los recursos tecnológicos AULATICE, aunque solo un 77% apunta que también parece han mejorado las calificaciones académicas.



Esta paradoja, “los alumnos aprenden más pero no mejoran igualmente sus calificaciones académicas”, la estamos estudiando en profundidad en diversas investigaciones, y los datos que tenemos apuntan a que los alumnos (con estos modelos didácticos de actividades que aprovechan los recursos TIC) logran mejoras significativas en el desarrollo de sus competencias básicas, pero como los exámenes son básicamente memorísticos y no consideran estas competencias, sus aprendizajes no tienen impacto significativo en las calificaciones que obtienen.



Al 97% del profesorado (y a todos los alumnos) les resulta agradable organizar actividades en las aulas AULATICE, y aunque el 81% de los docentes manifiestan que le supone un aumento significativo de trabajo, consideran que merece la pena por la mejora en los aprendizajes de los estudiantes que se obtiene. Este impacto es mayor en el caso de los estudiantes que van bien en las asignaturas o que por lo menos suelen aprobarlas. En cambio el impacto positivo, que también se da, parece menor en el caso de los alumnos con dificultades para aprobar y los alumnos desmotivados.

Ver memoria la memoria completa de la investigación aquí.

Cómo mejorar los resultados académicos con las TIC-1: el caso de la ortografía

viernes, julio 29th, 2011

Las tecnologías de la información y la comunicación (TIC) aplicadas a la educación pueden ayudar al alumno a mejorar sus resultados académicos, según se desprende de un estudio elaborado por investigadores de la Universidad Autónoma de Barcelona, la Universidad Ramon Llull y el CETEI (Fundación Juan XXIII) sobre un total de 1.700 alumnos de ESO de toda Cataluña. Se trata de la primera investigación que demuestra el potencial de las nuevas tecnologías en la enseñanza.

El estudio, realizado durante el último trimestre del curso académico 2010-11, se ha centrado en la ortografía que, junto con la comprensión lectora, es una de las asignaturas pendientes de nuestro sistema educativo, según ponen de manifiesto regularmente los Informes PISA de la OCDE.

El trabajo ha evaluado la progresión en ortografía de 1.700 alumnos, la mayoría de 1º de ESO, divididos en dos grupos: uno ha trabajado durante dos meses las reglas ortográficas siguiendo el método tradicional, y el otro lo ha hecho mediante contenidos digitales. Ambos grupos realizaron un examen sobre ortografía al inicio del estudio y una segunda prueba al cabo de dos meses.

Y las conclusiones son claras: el alumnado que ha utilizado de manera sistemática (según la metodología y planificación previamente establecida con la adecuada formación del profesorado) los contenidos didácticos digitales (en este caso, los ejercicios de ortografía de Digital-Text) han obtenido una mejora significativa de sus aprendizajes y rendimiento académico, con una media del 20,5%. Los grupos que no han utilizado las TIC solo han obtenido una ligera mejora (3,9%), aunque sin significación estadística.

Y eso ha sido así porque el alumnado de los grupos experimentales ha trabajado más, es decir, ha realizado muchos más ejercicios (de refuerzo, de repaso) de los que habitualmente hacen los alumnos cuando se utilizan las metodologías tradicionales (sin TIC).

La metodología y el plan de trabajo propuestos, la demostrada motivación del alumnado ante la naturaleza interactiva de las herramientas TIC y los contenidos digitales y la corrección inmediata de cada ejercicio, sin duda han facilitado estos resultados.

Por otro lado, destacamos que con el soporte del ordenador y los ejercicios autocorrectivos, todo esto no ha supuesto un trabajo extra significativo para el profesorado, sino todo lo contrario. Además, las TIC han podido aportar la información del progreso (trazabilidad) del aprendizaje de cada alumno y alumna de forma personalizada.

Más información:

– Informe completo realizado por los investigadores Pere Marquès (DIM-UAB) y Miquel Àngel Prats (CETEI-URL) aquí.
– ¿Podemos mejorar los resultados académicos con las TIC (2) aquí

Para estudiar, ¿mejor el libro de papel?

domingo, marzo 13th, 2011

Comentarios al artículo “Para estudiar, mejor el libro de papel” de La Vanguardia (13-3-2011) elaborado con los resultados de la encuesta realizada en el Instituto Joan Miró de Cornellá de Llobregat por la profesora Mª Teresa Xanxo.

Algunos resultados de la encuesta

En este estudio, alrededor de los 2/3 de los estudiantes de la ESO que trabajan en aulas 1×1 (donde disponen de un netbook), manifiestan que “para estudiar prefieren utilizar los libros en papel”.

Aunque mayoritariamente dan buena valoración a los contenidos de los libros digitales, en general prefieren estudiar con los materiales impresos, sobre todo los libros (pueden disponer de versiones en PDF) y sus apuntes.

Finalmente comentan otros aspectos distorsionadores del estudio asociados al uso de los libros digitales: las distracciones al navegar por Internet (redes sociales y otros), la lentitud de las conexiones a Internet…

¿Estamos de acuerdo con estos principios?

A continuación, vamos a ver de analizar un poco estos datos. Desde nuestra perspectiva hemos de considerar tres principios:

1.- Hoy en día resulta imprescindible que los estudiantes adquieran las competencias digitales, y para ello los ordenadores deben estar “integrados” en el quehacer cotidiano. Ver al respecto: “Posicionamiento de ATI Catalunya sobre el posible abandono del Programa 1×1…

2.- Los recursos TIC en general, y los materiales didácticos multimedia en particular (donde se incluyen los libros digitales), abren un inmenso abanico de nuevas actividades que pueden mejorar la enseñanza y los aprendizajes de los estudiantes y reducir el fracaso escolar. No obstante, para ello, entre otras cosas, debemos cambiar nuestro sistema de evaluación, adecuándolo más a las exigencias de nuestros tiempos. Ver: “Reducir el fracaso escolar mejorando el currículum y con apoyos TIC

3.- Si no hacemos las cosas bien, aunque tengamos las TIC en el aula no conseguiremos ni la adquisición de las competencias digitales por parte de los estudiantes ni las mejoras en sus aprendizajes. Por cierto, en Primaria y ESO sugerimos para empezar un uso mínimo de los netbooks de un 30% del tiempo semanal de clase; queda mucho tiempo para seguir haciendo las actividades sin TIC que nos van bien y especialmente: lectura de libros, expresión oral, razonamiento, cálculo mental…

Comentarios al artículo y a la encuesta

Ante todo considerar que estamos comentando los resultados de una encuesta realizada a 153 alumnos de 1º, 2º y 3º de la ESO de un mismo centro. Por lo tanto es un “estudio de caso”, y sus datos no pueden generalizarse. Más allá de las características propias de sus profesores y estudiantes, este centro tiene sus normas de uso de los netbooks, su manera de evaluar los aprendizajes de los estudiantes, sus problemas de conexión a Internet… que obviamente determinan en gran medida la conducta y las vivencias de los estudiantes. Y estas experiencias orientarán consecuentemente las respuestas de los estudiantes a la encuesta.

Revisamos a continuación los problemas y otras observaciones que manifiestan los estudiantes:

– Fallos de conexión a Internet y lentitud de carga de los libros digitales. Efectivamente, si no hay una adecuada conexión a Internet, todos los alumnos no pueden utilizar los libros digitales a la vez. Sí pueden ser utilizados por el profesor y los alumnos en la pizarra digital, para realizar explicar y trabajos conjuntos ante ella. También podrán ser utilizados por los estudiantes en su casa. En clase, si la conexión a internet lo permite, se podrán utilizar para realizar actividades de estudio personal o trabajos en grupo (sin pretender que todos los alumnos accedan a la vez a una misma pantalla).

– Distracciones en Internet y uso de los netbooks en los cambios de clase. Como ya explicamos en “TIC en Educación: verdades a medias…” En primaria y ESO, los alumnos solamente deberían tomar el ordenador cuando el profesor lo diga; es decir, cuando deban hacer una actividad que les ha encargado el profesor. Por otra parte, en clase habrá unas reglas, que limitarán el uso de Internet a determinadas páginas y servicios. Y finalmente, cuando los alumnos trabajen con los ordenadores conviene que el profesor se mueva por la clase… a no ser que les esté monitorizando con un programa de control de red local.

– No es cómodo ir cada día con el netbook a cuestas. Sí, el proyecto 1×1 en Cataluña conlleva este inconveniente. Hay otras Comunidades que han optado por que los portátiles sean del centro y los alumnos trasladen en pendrive sus documentos entre casa. Ya en 2009 analizamos las ventajas e inconvenientes de cada opción en el portal de las aulas 2.0 y concluimos que: “Hoy en día, que ya tienen ordenador a casa un 80% de las familias con alumnos escolarizados, quizás no es necesario que los estudiantes se lleven el portátil a casa. Utilizando un lápiz de memoria o un disco virtual, puede haber continuidad entre el trabajo en la escuela y en casa. Para el 20% de familias sin ordenador se pueden buscar medidas incentivadoras, y en algunos casos se puede autorizar que ciertos alumnos se lleven el ordenador algunos días a casa.”

– La pantalla es demasiado pequeña. Sí, aunque no menor que los ipad, móviles, videoconsolas que tanto utilizan los jóvenes. En cualquier caso, si esto supone un problema, futuras dotaciones pueden hacerse con portátiles alrededor de 13” o 14″. Sobre todo si se adopta la opción de que los portátiles se queden en el centro y no se trasladen a casa.

– No se puede subrayar ni hacer resúmenes. Hoy por hoy en general no se puede subrayar. Pero es que cada tecnología tiene sus técnicas específicas de trabajo. ¿Verdad que los SMS en los móviles se escriben distinto que los e-mail con los portátiles? Pues el equivalente a subrayar y también a hacer los resúmenes ahora se realiza abriendo un documento de texto (o el blog del alumno, si lo tiene) y trasladando mediante “copiar y pegar” la información multimedia relevante que encontramos en el libro digital, otras webs… Luego se organiza, esquematiza o redacta según convenga. Fácil, ¿no? Además, si algún alumno prefiere seguir haciendo los resúmenes en papel, que lo haga, no importa que la fuente sea un libro en papel, un libro digital o la voz del profesor.

– Muchos alumnos combinan el libro digital con cuadernillos y apuntes en papel. Me parece muy bien. Y hasta recomendaría el uso simultáneo de libros en papel; en clase o en la biblioteca del centro podríamos tener los que fueran necesarios (así hasta evitaríamos un exceso de impresiones de los PDF). Uno de los principios de la Didáctica aboga por la utilización de múltiples recursos para facilitar los aprendizajes de los estudiantes, ya que así se puede dar mejor respuesta a sus necesidades formativas particulares y se puede atender mejor a sus diversos estilos cognitivos y de aprendizaje.

– Para estudiar, mejor el libro de papel. Si los exámenes son memorísticos, dado que no tenemos datos significativos que indiquen que el “uso no sistemático” de los ordenadores contribuyan a mejorar la memoria a largo plazo, parece que efectivamente el libro en papel puede ser mejor: lo podemos llevar a todas partes, subrayar y consultar en cualquier momento, nos destaca la información que debemos memorizar y nos la explica…

No obstante, si hacemos un “uso sistemático” de los recursos que aportan los libros digitales (vídeos, simulaciones, ejercicios autocorrectivos…), las cosas pueden cambiar. Uno de los principios de la Didáctica es la ley del ejercicio: “si se hacen más ejercicios (con motivación, claro), se aprende más”. Y los libros digitales, en Primaria y ESO, facilitan realizar muchos más ejercicios (corrección automática e informes de actividad de los alumnos), además de realizar los ejercicios en papel, debates… que el profesor considere. Por si fuera poco, sus múltiples recursos multimedia (que no tienen los libros en papel) facilitarán la comprensión e interconexión de los contenidos.

Finalmente, en los tiempos actuales, como siempre, es necesario que las personas dispongan de un amplio vocabulario, y para ello debemos comprender y memorizar muchos nombres, conceptos, personajes, fechas, leyes… Pero resulta igualmente indispensable que sepamos “hacer” cosas, resolver infinidad de situaciones problemáticas y muchas veces nuevas para nosotros utilizando las fuentes de información que ya siempre tendremos a nuestra disposición: memoria auxiliar, Internet… (ver: “Reducir el fracaso escolar mejorando el currículum y con apoyos TIC”). Por ello entendemos que las actividades prácticas en clase y los exámenes sobre las mismas (quizás un 50% del total de exámenes) deberían hacerse permitiendo a los estudiantes consultar estas fuentes informativas, y el libro de texto digital sería una de ellas.

Agradeceré comentarios en este blog. Tenemos mucho que aprender para hacer las cosas bien, y con los comentarios de todos, viendo de integrar con mentalidad abierta comentarios afines y contrarios, iremos creando conocimiento útil.