Archive for the ‘FORMACIÓN’ Category

¿Por qué las TIC en Educación? ¿Qué debería hacer la Administración Educativa? 2/2

domingo, octubre 14th, 2012

2.- ¿Qué debería hacer la Administración Educativa?

Tenemos claro que hay que integrar las TIC en la Educación, y en el artículo anterior «¿Porqué las TIC en la Educación?«, hemos dado nuestros argumentos en tal sentido. Presentamos a continuación una panorámica general de las actuaciones que a nuestro juicio deberían realizar la Administración Educativa y los titulares de centros docentes para lograr una adecuada integración de la tecnología en la Educación, y lo que es más importante, la consecuente mejora en la formación de todos los estudiantes.

Afortunadamente, muchas de estas actuaciones – no todas – no sólo se han puesto en marcha desde hace años, sino que también lo han hecho de manera adecuada y con unos resultados aceptablemente buenos, si tenemos en cuenta que siempre nos movemos dentro de unas restricciones económicas que no permiten hacer todo lo que se querría hacer.

Dejamos a discreción del lector, y de los propios responsables de llevar a cabo estas actuaciones, la valoración del sobre hasta qué punto se han hecho bien las cosas, o se están haciendo bien en la actualidad. Sin embargo, en algunos casos sí incluimos en los apartados siguientes nuestro juicio sobre cómo se deberían desarrollar estas actuaciones.

 

1. – Tener un plan. Ante todo es necesario que la Administración Educativa tenga un plan de actuación, que incluirá los aspectos que se enumeran en este artículo y que será evaluado periódicamente para poder introducir los ajustes necesarios y asegurar su eficacia.

Este plan conviene que cuente con la aceptación y compromiso de la comunidad educativa.

2. – Dotación de las infraestructuras adecuadas. Si no tenemos TIC, no podemos usarlas a la Educación, y si queremos usar bien las TIC, es necesario que éstas sean las adecuadas (pe suficiente ancho de banda de Internet…). Habrá tres ámbitos principales de actuación:
– Las infraestructuras que necesita la propia Administración Educativa, con el fin de aprovechar las ventajas que puede comportar la tecnología para mejorar la eficacia y la eficiencia de sus tareas (por ejemplo bases de datos con una amplia y actualizada información sobre todos los centros docentes), y también para facilitar la integración de las TIC en los centros (por ejemplo portal TIC «agrega«, disponer de servidores centralizados que ofrezcan espacio para los blogs docentes y de los centros …)
– Los centros docentes.Se facilitará a los centros docentes infraestructuras tanto para facilitar su gestión administrativa (secretaria…)como para facilitar los procesos de enseñanza, aprendizaje y tutoría.
Y cuáles son estas infraestructuras?En un artículo anterior, «Hoja de ruta (1): integrando las TIC a la Educación … hoy «hacemos una propuesta de los elementos más indispensables, así como sobre prioridades y fases a seguir.

– Los hogares de los estudiantes. También convendrá promover e incentivar que en cada hogar haya por lo menos un ordenador conectado a Internet, elemento indispensable para poder disfrutar también de las ventajas que conlleva vivir en la «Era Internet».

3. – Formación. Para hacer un buen uso de las TIC y poder aprovechar sus aportaciones y ventajas potenciales, es necesario que todos los usuarios tengan una adecuada formación en su manejo y especialmente en las aplicaciones de la tecnología en su campo de actividad. Consideramos aquí cuatro colectivos a los que hay que formar:
– Personal administrativode los centros docentes y de la Administración.
– Profesorado, que requiere una formación no sólo técnica (competencia digital), sino sobre todo sobre «didáctica digital»: actividades de enseñanza, de aprendizaje y de tutoría realizadas con el apoyo de las TIC con unos planteamientos innovadores que faciliten una mejora de los aprendizajes de los estudiantes y de su rendimiento académico.
En el artículo «Hojade ruta (1): integrando las TIC en la Educación … hoy«, ya hacemos una propuesta al respecto, basada en un estudiodel grupo DIM. Además proponemos una formación básica muy práctica y aplicada a la realidad de las infraestructuras de cada centro y de las necesidades del profesorado y del alumnado basada en unos seminarios presenciales – generalmente trimestrales – «in situ» y en la acción de apoyo permanente de uno de los profesores de cada centro que actúa como «profesor asesor». Un buen sistema complementario de formación on-line debe permitir ampliar la formación TIC en profundidad y en temáticas al profesorado que lo desee.

 
No olvidemos que tenemos un preocupante 30% «estructural» de fracaso escolar – desde siempre- al final de la etapa obligatoria, y que sólo si hacemos cosas diferentes (y acertadas, claro) podremos mejorar esta tremenda realidad. Y ahora las TIC nos permiten ensayar nuevas metodologías, nos ofrecen múltiples oportunidades de innovar organizando nuevas actividades de enseñanza y de aprendizaje.
– Alumnado, que deberá desarrollar también su competencia digital e informacional (veraspectos a considerar), con especial atención a la utilidad de los recursos TIC para el aprendizaje autónomo y permanente que necesitará desarrollar a lo largo de toda la vida.
– Familias. Especialmente en los niveles educativos de la enseñanza obligatoria, se debería velar por que la Escuela – quizás con el apoyo de los Ayuntamientos – asegurara una formación digital básica a todos los padres y madres. Además, deberían organizar sesiones informativas para los padres con el fin de orientarles sobre el acompañamiento a sus hijos en los estudios y también sobre el adecuado seguimiento y control del uso que los estudiantes hacen de las TIC en casa.

4. – Recursos multimedia. El hardware requiere software, y si disponemos de dispositivos digitales se trata de aprovechar todo lo que nos puedan aportar: múltiples canales de comunicación interpersonal y entornos para realizar gestiones (compras, estudio, trabajo…) e infinitas fuentes de información y de recursos para el aprendizaje en Internet, entre las que destacaremos los recursos multimedia elaborados especialmente para el mundo educativo. Entre los recursos multimedia que es necesario que los centros dispongan en su sistema informático o en los que puedan acceder a través de los servicios de la web 2.0, distinguimos los siguientes:
– Recursos de apoyo a los entornos educativos: programas para la gestión de escuela, gestión de tutorías, espacio web para el alojamiento de blogs y otros aplicativos (blogs de centro y de los profesores…), editores para la elaboración de materiales didácticos, plataformas educativas…
– Recursos multimedia didácticos:programas y «apps» (aplicaciones para tabletas digitales) sobre temas concretos, plataformas de contenidos educativos, libros de texto digitales… Afortunadamente muchos de estos recursos se pueden encontrar gratuitamente en Internet o en los portalesinstitucionales de la Consejerías de Educación, y además hay una cada vez mejor y amplia oferta del mundo editorial.
Cabe destacar aquí también la excelente labor de algunos profesores que elaboran, recopilan y comparten gratuitamente recursos educativos multimedia, como por ejemplo el colectivo GenMàgicque lidera el profesor Roger Rey.

5. – Personal de apoyo. La integración de las TIC en los centros educativos, genera una serie de trabajos asociados que exigen dedicación y nuevos roles profesionales:
– Técnicos de mantenimiento.Cuando un centro dispone de intranet en todo el centro, plataforma educativa, muchos ordenadores… necesita un técnico a tiempo total o parcial para tener siempre las infraestructuras a punto.
Además puede convenir tener contratado un servicio externo para la reparación de los aparatos más allá de su garantía.
– Coordinador docente TIC.Además de disponer de un técnico de mantenimiento, también será necesario que alguno de los profesores del centro alcance el rol de «coordinador docente TIC» (ver algunas de sus funciones) que también actuará como «profesor asesor» de los compañeros después los seminarios formativos básicos «in situ» para ayudarles cuando sea necesario en el buen uso didáctico de las TIC.
Esta actividad tendrá asignadas unas horas semanales y deberá ser reconocida dentro del plan docente de los profesores que las desarrollen.

6.- I+D+I. La Administración Educativa también debería promover, incentivar y coordinar actuaciones de Investigación, desarrollo e Innovación:
– Investigaciones sobre las posibilidades educativas de determinados recursos TIC. Se hará mediante convenios de colaboración con empresas y universidades.
– Experimentaciones en las aulassobre el uso didáctico de determinados recursos TIC por parte del profesorado especialmente innovador.
– Concursos (unos dirigidos a profesores y otros dirigidos a editoriales) para la búsqueda de «buenas prácticas» en el uso educativo de las TIC y para promover la creación de «buenos materiales didácticos».
– Evaluación de los planes de integración de las TIC que se realicen: dotaciones de infraestructuras y formación, impacto de determinadas tecnologías en los aprendizajes y rendimiento del alumnado …
La Administración deberá realizar actuaciones para que los resultados de todas estas actuaciones tengan una máxima difusión entre la comunidad educativa: a través del portal institucional de la Consejería de Educación, a través de todos los medios de comunicación y en diversas publicaciones educativas y actos presenciales (jornadas, congresos…).
¿Por qué no organizar un evento anual como el BETT inglés?

7. – Ajustes del Sistema Educativo. Los vertiginosos cambios culturales que lideran las TIC y la introducción de nuevas herramientas tecnológicas en la sociedad y en las escuelas, exigirá progresivos ajustes del Sistema Educativo:

 

– Revisar los objetivos educativosde cada etapa. El mundo y la cultura han cambiado mucho en las últimas décadas. Al igual que hace unas décadas las calculadoras nos liberaron de tener que aprender complejas operaciones y de tener que realizar cálculos pesados ​​mentalmente, ahora los dispositivos digitales e Internet nos liberan de tener que memorizar muchos datos y de tener que saber realizar muchas tareas antes imprescindibles... aunque también nos exigen nuevos aprendizajes (la competencia digital y por tratamiento de la información) para poder hacer frente a los requerimientos de la compleja y variable sociedad actual.
Los objetivos de la escuela siempre han sido acercar la cultura a los estudiantes para que éstos puedan desarrollarse en ella como ciudadanos buenos, útiles y felices. Como ciudadanos que puedan adaptarse al medio, y si es necesario, puedan contribuir a transformarlo positivamente. Si la cultura ha cambiado, los objetivos educativos de la escuela también deben cambiar.
– Considerar nuevas metodologíasque se pueden aplicar con el apoyo de los recursos TIC. Ver: «Técnicas didácticascon TIC«

– Modificar los sistemas de evaluación. Hoy, cuando tenemos que hacer cualquier actividad, siempre tenemos a nuestro alcance herramientas para el acceso a la información y para su procesamiento (por ejemplo: tenemos calculadoras, tenemos Internet …) y esto se debe tener en cuenta a la hora de fijar los objetivos educativos, en los procesos de aprendizaje y en la evaluación del alumnado. Ver: «¿Quées el currículum bimodal«
– Considerar ajustes en la organización de los espacios del centro, los alumnos y los tiempos de las actividades educativas que se realizan. Los nuevos objetivos, las nuevas herramientas tecnológicas disponibles, las nuevas metodologías que ahora podemos y conviene aplicar… demandarán muchas veces cambios en las formas tradicionales de compartimentar los espacios de trabajo, la temporalización de las actividades y la manera de clasificar a los alumnos en grupos clase. Y habrá proporcionar orientaciones y facilitarlo.
También habrá que tenerlo muy presente al diseñar nuevos centros docentes.
– Considerar el nuevo papel de las familias (como ente educativo y al mismo tiempo como ente que requiere también una formación continuada) y del entorno del centro, considerando el entorno físico cercano (barrio, ciudad …) y el entorno global a través de Internet.

Y a todo esto hay que añadir la necesidad de que la Administración Educativa ofrezca además un buen servicio de información personal y personalizada – no sólo a través de un espacio web- a profesores, directores de centros educativos, familias y agentes educativos en general sobre todos estos aspectos que se han presentado aquí.
Aunque este servicio tiene un coste, mucho mayor es el coste de tiempo perdido por los agentes educativos cuando necesitan saber algo y no lo encuentran, lo que lleva muchas veces a actuar de manera equivocada y genera aún más malestar y más horas perdidas.
Finalmente destacamos también la conveniencia de tener una buena red social educativa a disposición de todos los profesores, donde también se vehiculen los aspectos relacionados con las actuaciones que aquí hemos descrito: formación, recursos educativos multimedia, planes de actuación en infraestructuras, actuaciones de I + D + I, promoción e incentivación de los ajustes necesarios del sistema educativo…

Reflexiones sobre las TIC y la formación del profesorado

lunes, abril 27th, 2009

1.- Necesitamos herramientas. Creo que para (casi) todos está claro que «ALGUNAS TIC» (PD, ordenadores de apoyo…) son HERRAMIENTAS DESEABLES para tener en el aula, ya que nos permiten desarrollar nuevas (además de las tradicionales) actividades de enseñanza y aprendizaje.
En todas las profesiones: carpintería, medicina… , resulta deseable para los buenos profesionales tener las mejores nuevas herramientas tecnológicas.

2.- Necesitamos formación. Tanto los educadores, como los médicos, los carpinteros… necesitamos ADECUADA FORMACIÓN «técnica y también de aplicabilidad profesional» (en nuestro caso didáctica) para el uso de estas nuevas herramientas.
De lo contrario, las nuevas herramientas nos pueden dar más problemas que ventajas, o las podemos utilizar a un 10% de sus posibilidades: solamente para hacer «lo mismo que antes con alguna ventajilla» en vez de aprovecharlas para hacer más cosas y mucho mejor.

Y en educación NECESITAMOS hacer las cosas mucho mejor ¿verdad? Un 30% y pico de «fracaso escolar declarado» creo es suficiente aval. El uso en el aula de las TIC, además de incidir positivamente en el desarrollo de las competencias digitales (y otras) de los estudiantes, nos permite organizar nuevas actividades de aprendizaje (activas, más motivadoras, colaborativas, contextualizadas, personalizadas…).

3.- Pero además hay que querer. No basta con tener un laboratorio con todos los avances tecnológicos para avanzar en la lucha contra el cáncer. Además hace falta formación, talento, experiencia, voluntad, dedicación, equipo… y un poquito de suerte.

En nuestro caso, para que un profesor innove con las TIC podemos considerar 3 condiciones:

  • El profesor ha de PODER hacerlo. Ya hemos dicho que sin disponer de adecuadas TIC… no se puede innovar con TIC. Es de perogrullo.
  • El profesor ha de SABER. Y para ello requiere una adecuada FORMACIÓN. Para empezar un poco de técnica y mucha didáctica con TIC.
    Y en estos 30 años en formación muchas veces no se han hecho las cosas bien. Por ejemplo: se ha dado mucha técnica (de forma no asimilable a veces) y poca didáctica; se ha tratado de mostrar y a veces «imponer» determinadas formas de usar la tecnología (el formador que sabe y explica es el centro), en vez de convencer y entusiasmar (el profesorado y el logro de cambios actitudinales es el centro)…
  • El profesor ha de QUERER. Y el profesor solo va a querer cuando vea que los nuevos modelos didácticos y las subsiguientes nuevas actividades de aprendizaje con apoyos TIC son MÁS EFICACES que las viejas y en general son EFICIENTES (no le requieren mucho tiempo ni mucho esfuerzo extra).
    A los profesores, como a los agricultores, cuando alguien nos muestra y nos convence de que para arar un campo es mejor un tractorcillo que el arado… si tenemos el tractorcillo, lo sabemos utilizar y vemos que es verdad que resulta eficaz y eficiente… NO SOMOS TONTOS y cambiaremos.
    Pero claro, si no tenemos el tractorcillo adecuado al terreno, si no lo sabemos usar bien, si no nos han convencido y no vemos claro que con tractor se haga mejor el trabajo…, COMO NO SOMOS TONTOS, no cambiaremos.

4.- ¿A qué esperamos? Adelante. SI estamos de acuerdo con esto, no le demos más vueltas, que cada uno desde su puesto haga lo que tiene que hacer: ver de lograr las herramientas y la formación para su centro, experimentar buenas prácticas en las aulas, facilitar su difusión y las ventajas, planificar actuaciones para dotar a los centros y profesores de lo necesario… Y viviremos el cambio. Hay centros que ya lo están viviendo (ver por ejemplo, centros de referencia en DIM http://www.pangea.org/dim/)

Ver más información sobre herramientas TIC imprescindibles en el aula y formación del profesorado en el uso educativo de las TIC en “documentos de síntesis” de la investigación dimEDUtic.