Archive for agosto, 2012

¿TABLETAS DIGITALES O NETBOOKS? (2/3) ORIENTACIONES y MODELOS DIDÁCTICOS

miércoles, agosto 29th, 2012

Ver 1ª partever 3ª parte – ver presentación multimedia

ORIENTACIONES PARA LA INTEGRACIÓN Y UTILIZACIÓN  DE LAS TABLETAS EN LOS CENTROS
Microsoft Surface

Se presentan a continuación algunas orientaciones básicas para la correcta integración de los dispositivos digitales en las aulas y los centros docentes:


– Ante todo, debemos tener un plan. Es necesario tener un buen proyecto de implementación en los centros, consensuado por la comunidad educativa. Y deberá realizarse una buena gestión del mismo, que contemple un seguimiento permanente y una evaluación periódica de su ejecución y de los resultados que se van obteniendo.



“Creo que para introducir la tableta, es necesaria una buena planificación siguiendo la línea pedagógica de cada centro. Introducirla de forma gradual, primero que algunos profesores experimenten con ella, y que transmitan su experiencia a otros profesores. Sin duda se tendrá que realizar una formación, pero el intercambio de experiencias es muy positivo” [Silvia Caballeria].


En este plan se deberá considerar el modelo tecnológico más adecuado en cada caso (aulas específicas, algunas tabletas de apoyo en el aula, carros portátiles o tableta personal). Y caso de optar porque cada alumno disponga de su tableta personal, se deberá determinar si éstas deberán ser adquiridas por las familias o serán propiedad del centro.


– Considerar las múltiples posibilidades de uso de las tabletas en cada asignatura o contexto y según las actividades a realizar:



Actividades individuales y en colaboración… (en parejas, grupo) con la orientación del profesor. Se realizarán múltiples agrupamientos de los estudiantes (evitar que trabajen siempre juntos los mismos alumnos; organizarlos por parejas o grupos en los que se puedan ayudar y puedan aprender los unos de los otros). Se incentivará a los estudiantes para que compartan y debatan con sus compañeros.

– Uso para actividades en el aula, en casa, en las salidas (museos, excursiones…), para actividades extraescolares

Uso puntual para practicar con alguna app educativa adecuada al tema que se está tratando en clase o, uso frecuente para practicar con apps educativas o  uso habitual como instrumento de apoyo al estudiante realizando funciones de libreta, libro y cuaderno de ejercicios, calculadora…



Sugerimos que a medida que profesores y alumnos se acostumbren a la tableta digital, no se utilice solamente como libro de texto (fuente de información), cuaderno de ejercicios apps educativas autocorrectivas) o libreta (editor de textos, editor de notas), Utilizarla también para que los estudiantes se comuniquen, se hagan preguntas, trabajen colaborativamente, desarrollen su creatividad… La permanente posibilidad de comunicación de los estudiantes entre sí (en presencial y con la tableta digital) permite disponer de una doble comunidad  colaborativa de aprendizaje (presencial y virtual).



Su  gran multifuncionalidad como herramienta de trabajo (acceso a fuentes de información, almacenamiento y proceso de datos, edición de documentos textuales y multimedia, comunicación y compartición de documentos, realización de ejercicios autocorrectivos…) y su portabilidad las convierten en una buena opción como  instrumento y entorno de trabajo para el desarrollo de múltiples actividades de aprendizaje en cualquier momento y lugar.  



Además, si disponen de conector HDMI pueden conectarse al videoproyector de la clase (algunos proyectores sin conexión HDMI exigirán utilizar un adaptador “HDMI to VGA”) cuando convenga para compartir y comentar contenidos con todo el grupo clase.



También se podría considerar su uso integrado como un instrumento más dentro de una plataforma de gestión del aprendizaje LMS.


– Promover el uso del lenguaje audiovisual. La tableta digital es un instrumento esencialmente multimedia, aprovechemos esta funcionalidad para incentivar que en los trabajos que realicen los estudiantes se usen fotos, elementos multimedia, esquemas, presentaciones “interactivas”… Ahora disponiendo de una tableta digital es factible y sencillo.


– Tiempos de uso y autonomía en el uso de las tabletas digitales en clase. Aunque las tabletas sean unos instrumentos versátiles y constituyan un apoyo ideal para muchas de las actividades de aprendizaje, no hemos de olvidar que debemos seguir escribiendo también a mano y que debemos utilizar todo tipo de instrumentos tecnológicos y no tecnológicos (libretas, libros…).



Para orientar la integración de los recursos tecnológicos en las aulas (netbooks y pizarras digitales) para los últimos cursos de Primaria y para la Enseñanza Secundaria, hace cinco años elaboramos la siguiente propuesta de distribución del tiempo semanal de clase, que ha sido experimentada (con ajustes diversos) en centenares de centros con buenos resultados. Por ello, considero que puede ser válida igualmente para las aulas con tabletas digitales; se trata de repartir el tiempo semanal de cada asignatura (por supuesto no incluyo Educación Física, Música, Plástica…, que requieren dinámicas distintas) en cuatro grandes grupos de actividades:



– 20% del tiempo semanal: Explicaciones profesor en la pizarra digital, para presentar temas y hacer preguntas a toda la clase, proponer actividades de aprendizaje, mostrar y comentar recursos que los alumnos pueden explorar…Opcionalmente se puede autorizar a los alumnos el uso simultáneo de la tableta para tomas apuntes u otras actividades, no obstante hay que tener en cuenta que se multiplica el riesgo de distracción del alumnado.

– 30% Exposición de trabajos de los estudiantes en la pizarra digital.  Actividad grupal donde un alumno o un grupo expone a sus compañeros, que pueden intervenir haciéndoles preguntas o ”encontrando errores”. El profesor también interviene para revisar los trabajos que se presentan y valorar todas las intervenciones. Si se considera que puede enriquecer la actividad, en algunos casos se puede autorizar a los alumnos oyentes el uso simultáneo de la tableta.

– 30% Trabajo individual o grupal de los estudiantes con el apoyo de la tableta digital. Este es el tiempo en el que los estudiantes realizan ejercicios autocorrectivos y todo tipo de actividades y proyectos que posteriormente serán discutidos y corregidos colectivamente en la pizarra digital o mediante otros sistemas.

– 20% Trabajo individual o grupal de los estudiantes sin apoyos tecnológicos: lecturas, esquemas manuales, trabajo en cuadernos o láminas de dibujo…



Aunque los tiempos de utilización en clase  de las tabletas digitales variarán según las edades de los estudiantes, las materias objeto de estudio, las preferencias del profesorado  y los acuerdos de la comunidad educativa, sugerimos que en el marco de la enseñanza obligatoria, a partir del ciclo medio de Primaria se podrían utilizar entre un 30% y un 60% de los tiempos semanales de clase, y siempre cuando el profesor lo indique.



Para cursos superiores, lo deseable sería que ya pudieran ser los propios alumnos los que decidieran en cada caso cuando les conviene usar la tableta, y solamente en casos extraordinarios y justificados el profesor pudiera tener que desautorizar su uso. No obstante, para llegar a esta autonomía en la utilización de la tableta (habitual en las aulas de muchas universidades con el uso de las tabletas y netbooks por parte de los alumnos), es necesario que los estudiantes hayan adquirido mucha experiencia en el uso educativo de este dispositivo y hayan alcanzado un alto nivel de responsabilidad.

– Elegir la tableta más adecuada para cada nivel educativo. Una vez determinado el modelo tecnológico que se va a implementar en cada curso, ciclo o nivel educativo, y los principales usos que va  tener en las diversas asignaturas, se deberá determinar el tipo de tableta digital más adecuada en cada caso, considerando las prestaciones necesarias, las aplicaciones educativas disponibles para cada tipo de tableta, el precio…



Si  se opta por que cada alumno tenga su tableta de propiedad (la comprará su familia), habrá que orientar a los padres (marcas, características…) para que no haya una gran disparidad de modelos y prestaciones. Lo ideal sería que todos los alumnos de un  ismo grupo dispusieran del mismo tipo de tableta.


– Asegurar las infraestructuras técnicas: ancho de banda suficiente en la conexión a Internet, cobertura de la red WIFI, pizarra digital de apoyo en las aulas…



También es muy importante disponer de un buen sistema de almacenamiento/recarga de las tabletas, ya sea en armarios fijos en el aula o en carros móviles, que deberán disponer de llave u otro  sistema de cierre seguro.

En las aulas de los estudiantes más jóvenes convendrá poder filtros de acceso a Internet, para evitar el acceso accidental o intencionado a contenidos inadecuados para los niños.


Considerar otros recursos tecnológicos que conviene tenga cada alumno para utilizar conjuntamente con las tabletas: auriculares (para facilitar la audición personalizada de audio), disco virtual (en la intranet del centro, Dropbox u otro proveedor gratuito, el centro según vea más conveniente, dará las indicaciones a los estudiantes), lápiz de memoria… 



La principal función del disco virtual y del lápiz de memoria será guardar toda la información y trabajos que generen los alumnos, así como documentos de texto y multimedia de interés capturados de Internet o proporcionados por el profesor, con el fin de poder consultarlos, compartirlos con otros y seguir trabajando en cualquier momento y con otros dispositivos (ordenador familiar, otra tableta…). También puede facilitar el traslado de estos materiales al ordenador fijo del aula para proyectarlos por la pizarra digital. Y en algunos casos puede utilizarse a modo de «portafolio digital» en el que cada estudiante irá reuniendo sus trabajos y donde el profesor también podrá acceder para hacer un seguimiento. 


– Normativa de uso y orientaciones para su manejo y conservación. El centro elaborará una guía básica sobre el manejo de las tabletas digitales, sus principales funcionalidades y orientaciones para su mantenimiento, que será de utilidad para profesores, estudiantes y, cuando las tabletas se vayan a llevar a casa (si se opta por el modelo tecnológico de tableta personal propiedad de cada alumno), también para las familias.



Así mismo cada centro elaborará una normativa sobre el uso de las tabletas por los alumnos, que conviene sea lo más abierta posible pero ajustada a su reglamento de régimen interno. Por ejemplo, en las aulas de enseñanza secundaria obligatoria, algunas normas pueden ser:



– Los estudiantes son responsables del cuidado y buen uso de las tabletas, y deberán cuidar mantenerlas con la configuración recomendada por el centro.

– Si las tabletas se pueden llevar a casa, los estudiantes siempre las trasladarán en sus fundas, y velarán por traerla cada día al centro con la batería bien cargada.

– En las clases, las tabletas solamente se conectarán cuando el profesor lo autorice.

– Al navegar por Internet en el centro no se entrará en contenidos de carácter violento, pornográfico o inmoral de cualquier tipo.

– Las comunicaciones on-line se realizarán siempre con el adecuado respeto a las demás personas, observando las reglas de “netiquette” propias de estas redes y cuidando de la propia “identidad digital”.

– etc.



Suele dar buen resultado revisar la normativa con cada grupo de alumnos, a fin de que comprendan bien sus términos y el porqué de cada norma, y sugerirles al final que ellos hagan propuestas de mejora. Igualmente la normativa se proporcionará a las familias y será comentada en una de las reuniones de padres.

– Otros aspectos didácticos a considerar

– Participación de los estudiantes. Buscar la implicación de los alumnos en las actividades y asunción de roles. Conviene reorganizar las aulas, establecer y repartir trabajos a alumnos responsables (valoración mensual en asamblea), dar nuevos roles a los alumnos (y al profesor), facilitar que participen más. Por ejemplo establecer roles como:

– Alumnos «colegas tutor», alumnos aventajados que ayudan a uno de sus compañeros.
– Alumnos «especialistas temáticos», que se especializan en un tema, elaboran una wiki sobre el mismo y se convierten en asesores de sus compañeros en esta temática.
– Alumnos «monitores TIC», que ayudan al profesorado a resolver los problemas y consultas que puedan surgir en el aula relacionadas con el uso de las TIC. Las cuestiones que no puedan resolver se consultar al profesor «coordinador TIC» del centro.



– Favorecer una construcción personal y activa del conocimiento a partir de la reconstrucción de los propios esquemas mentales mediante la realización de actividades aplicativas y contextualizadas, relacionadas con su realidad próxima, con el mundo real, que les interesen y para que tengan más significado para ellos.



– Proponer actividades que impliquen adquirir informaciónanalizarlaseleccionarlaorganizarla y relacionarlainterpretarla y aplicarla a nuevas situaciones (con lo que la información se habrá transformado en conocimiento).



– Promover el desarrollo de la iniciativa, autonomía, autorregulación progresiva de los estudiantes, conjuntamente con la responsabilidad ante sus aprendizajes y su capacidad de superación de las dificultades.



– Priorización de la reflexión y el pensamiento críticola autocrítica y la argumentaciónla imaginación y la creatividad, frente a los aprendizajes memorísticos, aunque siempre hay cosas que deben memorizarse.



– Promover el desarrollo de las competencias básicas mediante actividades de descubrimiento, de investigación y aplicación de conocimientos más que la adquisición de conocimientos compartimentados. Y promover el desarrollo de las competencias TIC: manejo de programas, buscar y seleccionar información según criterios y finalidades… 

Por cierto, aunque en un centro se opte por las tabletas digitales (frente a los netbooks), hay que asegurar que antes de acabar la Enseñanza.Obligatoria los alumnos también estarán familiarizados con el uso de los ordenadores y sus programas [aportación de Juan Carlos Palomino].


– Utilizar recursos variados, presenciales y on-line. Y atender la diversidad y la interculturalidad. Adecuación de los aprendizajes a las características de los estudiantes, a sus dificultades individuales, necesidades e intereses.



– Utilizar múltiples metodologías (expositiva, descubrimiento, investigación sistemática, trabajo por proyectos y por problemas…). Una pauta didáctica para introducir nuevos contenidos puede ser: explorar las ideas previas de los alumnos, introducir nuevos contenidos, estructurarlos y relacionarlos, formarse una idea propia (interpretar y argumentar), aplicarlos.

– Y… MUY IMPORTANTE. Seguir el trabajo de los estudiantes en clase con las tabletas, ajustar los tiempos y que SIEMPRE se corrijan los trabajos. En enseñanza Primaria y Secundaria, siempre que los estudiantes utilizan las tabletas digitales u ordenadores para realizar sus actividades de aprendizaje, conviene que el  profesor esté paseando alrededor de sus mesas de trabajo viendo lo que van haciendo y a su disposición para contestar posibles preguntas o demandas de orientación.



De otro modo, si el profesor está sentado en su mesa frente al alumnado o está ausente de la clase, las probabilidades de que los estudiantes se distraigan con Internet aumentan muchísimo.



También conviene encargarles la realización de actividades con el apoyo de las tabletas digitales con unos tiempos suficientes pero muy ajustados, de manera que si quieren terminar el trabajo tengan poco margen para la distracción.

Finalmente destacar la importancia de realizar un buen control y seguimiento del alumnado. Corregir siempre las actividades que realicen los estudiantes, aunque para ello se pueden aplicar diversos sistemas de autocorrección, corrección por pares, corrección colectiva en la pizarra… que pueden descargar al profesor de una sobrecarga de revisión de trabajos.

MODELOS DE ACTIVIDADES DIDÁCTICAS QUE PUEDEN REALIZARSE


Motorola Xoom

Como sabemos, los aprendizajes de los estudiantes dependen de las actividades que estos realizan y del empeño que ponen en aprender. Por ello, disponer de sofisticados instrumentos didáctico-tecnológicos  no asegurará que los alumnos aprendan mejor; su eficacia dependerá de las metodologías didácticas que se apliquen, de la adecuación de las tareas para sus destinatarios y de la manera en la que se gestionen las actividades de enseñanza y aprendizaje (motivación, tutorización…).


A continuación se presentan algunos modelos didácticos de uso de las tabletas digitales, que aprovechan sus funcionalidades (muchas de ellas compartidas con los netbooks): fácil portabilidad y conexión a la red (tableta = entorno de aprendizaje móvil), acceso inmediato a las infinitas fuentes de información de Internet (tableta = biblioteca), múltiples herramientas para procesar la información (editores gráficos y de texto…, tableta = libreta), todo tipo de canales comunicativos interpersonales (correo, mensajes, foros, redes sociales…) para obtener apoyo, compartir conocimiento y recursos y para la realización de actividades colaborativas (tableta = canal para comunicar/compartir), aplicaciones tipo simulador para realizar experimentos (tableta = laboratorio)…


Se trata de modelos muy genéricos de actividades de aprendizaje que los estudiantes desarrollarán con el apoyo de la tableta digital, y que en general se pueden aplicar a la mayoría de las asignaturas y cursos:


– Estudiar y realizar ejercicios con aplicaciones de contenidos educativos. Disponiendo de una tableta digital, los estudiantes dispondrán de tres grandes fuentes de contenidos educativos digitales:



– Las apps de contenidos educativos elaboradas específicamente para las tabletas, que se pueden encontrar en  mercados de apps (algunas son gratuitas). Actualmente ya se pueden encontrar numerosas aplicaciones  sobre muchos de los temas de las asignaturas, que permitirán apoyar y reforzar determinados aprendizajes de los estudiantes mediante la realización de ejercicios de grafo motricidad y pre-lectura, dibujo, ortografía y sintaxis, traducción y “listening”, cálculo, reconocimiento de instrumentos y sonidos musicales, experimentos con simuladores, navegación por Google Earth

En este apartado estarían también paquetes de aplicaciones agrupadas en forma de libros de texto digitales, que permiten trabajar de manera coherente y sistemática los contenidos de toda una asignatura.



– Los contenidos educativos on-line, accesibles con los navegadores de la tableta. Por lo tanto se puede acceder a la mayoría de los contenidos que se han elaborado hasta ahora para su uso con los netbooks y ordenadores en general, incluyendo los libros de texto digitales. Muchos son gratuitos, como los que están disponibles en los portales de las Consejerías de Educación y en las webs de algunos profesores, y además están los que han elaborado las editoriales que son de pago.

Hay que tener en cuenta no obstante que algunos de estos contenidos on-line pueden resultar inaccesibles (por ejemplo si están en formato flash y tenemos una tableta iPad, que no reconoce flash) o bien su acceso y manejo puede resultar complicado (por razones de diseño de las páginas o de la interacción inicialmente prevista con el ratón…).



– Los contenidos educativos que prepare cada profesor, y que puede poner a disposición de sus alumnos a través de su página web o blog docente, desde la plataforma educativa del centro o utilizando una app específica que facilite a los docentes la creación de ejercicios para sus alumnos. 



En cualquier caso, el estudio de unos contenidos concretos y la realización de sus ejercicios se realizarán por encargo del profesor (y según las tabletas de que disponga) a todos sus alumnos o bien a algunos estudiantes de manera individualizada según las necesidades de aprendizaje de cada uno.



Los ejercicios suelen ser autocorrectivos, lo que da mucha autonomía de aprendizaje a los estudiantes y libera al profesorado de las tareas de corrección. Si los ejercicios no son autocorrectivos se pueden corregir colectivamente en clase en la pizarra digital o bien organizar otros sistemas como la “corrección por pares” (entre los propios alumnos), la corrección por los “alumnos especialistas” en este tema, o la corrección por parte del profesor de cada uno de los trabajos.


– Alumnos buscadores de recursos. De manera voluntaria o por encargo del profesor, se tratará de que algunos estudiantes busquen recursos sobre un tema en Internet (en webs temáticos, YouTube, blogs…) y los presenten el día acordado en la pizarra digital a toda la clase. Los estudiantes que presenten los materiales deberán explicarlos a sus compañeros, y también contestarán sus preguntas.


– Alumnos investigadores: proyectos y problemas (PBL).  Se encargará a grupos de alumnos la realización de proyectos “de la vida real”, que impliquen la realización en grupo colaborativo de diversas tareas: identificación del problema y organizar el equipo, buscar información, investigar y buscar posibles soluciones y elegir la más adecuada,  desarrollar el proyecto y en su caso aplicarlo, realizar una autoevaluación y presentarlo a toda la clase en la pizarra digital para su valoración colectiva.



– Proyectos diversos a propuesta del profesor o de los propios alumnos.

– Problemas complejos, divergentes, con múltiples posibles soluciones a evaluar.

– Webquest (investigaciones guiadas) y cazas del tesoro específicas.



Las funcionalidades de las tabletas digitales (portabilidad, fuente de información, herramienta multiusos, canal de comunicación…) facilitarán a los estudiantes la realización del trabajo.


– Trabajos colaborativos de toda la clase a lo largo del curso. Los estudiantes, siguiendo las orientaciones del profesor y disponiendo para ello de tableta digital, se organizan para realizar trabajos del tipo:



Wiki glosario de una asignatura: se determina el glosario, se buscan las definiciones en diversas fuentes y se elabora una definición propia, se seleccionan imágenes u otros elementos multimedia…

– Periódico digital (imprimible) trimestral de la clase, que incluirá diversas secciones: noticias de la clase, lo que hemos aprendido, colaboraciones personales (poemas, relatos, fotos…), etc.

– Blog diario de la asignatura: cada día un par de alumnos hacen un post con una síntesis de lo que se ha hecho en clase.

– Wikis temáticas / alumnos especialistas. Por indicación del profesor, y según intereses de los alumnos, se reparten los temas de la asignatura entre todos los alumnos organizados en grupos. Cada grupo elaborará una wiki sobre el tema asignado (incluirá explicaciones, imágenes, vídeos, enlaces de interés…), y asesorará en cuestiones sobre este tema a sus compañeros cuando lo requieran.  También pueden elaborar una batería de preguntas clave sobre el tema, que pasarán a sus compañeros.


– Alumnos creadores y periodistas. Se tratará de que los estudiantes utilizando las prestaciones de la tableta, de manera individual o en pequeños grupos, realicen actividades adecuadas a su edad y de interés para las asignaturas que supongan la creación de un material. Al final, presentarán estos materiales a toda la clase en la pizarra digital, donde los compañeros y el profesor podrán hacer sus comentarios y valoraciones.



– Elaborar fichas o montajes multimedia de noticias a partir de fotos capturadas con su cámara en el barrio o la escuela.

– Hacer entrevistas de audio o vídeo a personas del barrio, de su familia…

– Realizar reportajes dentro y fuera de la escuela (mi barrio, desayunos saludables…) en formato presentación multimedia o vídeo.

– Elaborar cuentos, poemas y narraciones multimedia (en español, en inglés…)

– Hacer montajes musicales: canciones en inglés, componer una música inédita…

– Producir vídeos tutoriales que expliquen cómo hacer una cosa determinada.

– Crear materiales didácticos multimedia sobre temas que puedan ser útiles para los demás compañeros o para alumnos de cursos inferiores…


– Alumnos profesores. Por indicación del profesor, un grupo de alumnos puede preparar una presentación multimedia sobre un  tema determinado de la asignatura, y posteriormente exponerlo en la pizarra digital a sus compañeros y al profesor, que harán preguntas y lo valorarán. Si al preparar su exposición temática lo requieren, pedirán asesoramiento al profesor, que les podrá orientar sobre el guión esencial, fuentes de información,,,


– Realizar exámenes con apuntes y acceso a internet. Como se sugiere en el enfoque del “currículum bimodal” (ver http://peremarques.blogspot.com.es/2011/09/que-es-el-curriculum-bimodal-i.html), los ejercicios de clase y exámenes que se refieren a cuestiones prácticas (a “saber hacer determinadas cosas”) los alumnos deberían poder hacerlos siempre con el apoyo de sus apuntes e Internet. Una tableta digital será el instrumento idóneo para proporcionar este apoyo a los estudiantes.


– Actividades individuales cuando cada alumno tiene una tableta. Si cada estudiante dispone de una tableta personal, resulta posible que los alumnos la utilicen también para realizar actividades como:



– Blog personal de cada alumno. Cada alumno elabora un blog, que también podrán ver sus compañeros y el profesor. Incluirá una presentación personal, anotaciones (post) sobre temas del interés del autor, y también algunos de trabajos que el profesor mande hacer concretamente allí.

– Toma de notas y elaboración de apuntes (memoria auxiliar) mediante programas de anotaciones, mapas conceptuales, pósters, programas de anotaciones y dibujo a mano alzada…

– Cada alumno hace «su» libro de la asignatura. En formato blog o wiki, cada alumno va recopilando información sobre los temas de la asignatura a medida que se trabajan en clase y va elaborando «su» libro de la asignatura.

– Actividades en la red social de la clase. Cada clase puede tener una red social cerrada donde los estudiantes dispongan de un perfil, espacios para compartir recursos (fotos, vídeos, documentos…), foros para ir dejando sus opiniones o dudas sobre determinados temas…


– En Educación Especial la tableta digital será útil para alumnos con determinadas minusvalías, por ejemplo:



– Alumnos con poca visión o ciegos: lectores de documentos y OCR que tengan la función de lupa o de lectura de voz del documento facilitarán la visión o audición del mismo.

– Alumnos con deficiencias auditivas: aplicaciones de reconocimiento de voz podrán leer en pantalla lo que el profesor u otras personas están diciendo.


Tengamos en cuenta que si se invierte en tecnología para terminar haciendo en clase lo mismo que se hacía antes, y además no se observan mejoras significativas en los aprendizajes de los estudiantes, en realidad no se ha invertido, simplemente se ha gastado en algo que no aporta valor añadido.


Aunque en muchos casos lo deseable será integrar los recursos TIC con soportes tradicionales de las actividades de aprendizaje (libros y libretas, murales, pósters…), la integración en las aulas de las tabletas digitales (o en su caso de los netbooks) debe conllevar un cambio en la metodología didáctica, en las actividades de enseñanza y aprendizaje que se realizan, buscando una mejora en los aprendizajes de los estudiantes y en su rendimiento académico.



Con todo, es comprensible que en una primera etapa se sigan utilizando también los materiales, recursos y actividades habituales antes de disponer de las tabletas. Manejar con soltura el dispositivo y descubrir el valor añadido de los nuevos modelos didácticos que ahora pueden aplicarse en el aula puede llevar un tiempo. 

FUENTES DE INFORMACIÓN
Wiquipedia: Steve Jobs

¿TABLETAS DIGITALES O NETBOOKS? (1/3) MODELOS TECNOLÓGICOS PARA SU USO EN LAS AULAS

lunes, agosto 27th, 2012

Ver 2ª partever 3ª partever presentación multimedia

LAS TABLETAS DIGITALES EN LAS AULAS: MODELOS TECNOLÓGICOS 
See English version in SPARKS IT


Imagen:gadgetmix.com

Las tabletas digitales pueden utilizarse en los contextos educativos como instrumento alternativo a los netbooks. Al igual que éstos, requieren que el centro disponga de una adecuada conexión a Internet en sus instalaciones, y también conviene que en cada aula de clase haya además una pizarra digital controlada por un ordenador (fijo o portátil), donde además de recibir las explicaciones del profesor los estudiantes puedan compartir sus trabajos con toda la clase para su revisión y corrección (ver investigaciones sobre la pizarra digital <http://www.peremarques.net/pizarra.htm>)

Para la integración de las tabletas digitales en las actividades de enseñanza y aprendizaje de los centros docentes consideramos cuatro posibles modelos tecnológicos, que son los mismos que ya identificamos (ver investigación aulas 2.0 <http://www.peremarques.net/aulasticportada.htm>) para el uso de los netbooks en las llamadas aulas 2.0:


Aula de las tabletas digitales. Se disponen las tabletas en un aula específica (que dispondrá además de pizarra digital y de algún ordenador de apoyo) y se traslada allí a los alumnos cuando conviene que realicen alguna actividad con el apoyo de las tabletas.

Un profesor o técnico deberá responsabilizarse del cuidado y mantenimiento de los equipos y de la gestión del cuadro horario donde los profesores harán con antelación sus reservas del aula.

Este modelo, que supone la creación de un aula donde se concentran los recursos tecnológicos, creemos que puede tener sentido cuando un centro (para impartir alguna asignatura específica, por ejemplo en FP) necesita disponer de un aula de ordenadores de muy altas prestaciones. No obstante lo consideramos desaconsejable cuando los dispositivos son tabletas digitales, mucho más baratas y, sobre todo, fácilmente transportables, ya que los estudiantes deben estar en continuo movimiento entre las clases.


Algunas tabletas fijas de apoyo para la clase. En las clases hay unas pocas tabletas digitales, siempre a disposición del profesorado y los estudiantes, que se utilizan para realizar diversos trabajos individuales y grupales.

Es un modelo que resulta cómodo para profesores y estudiantes: la tecnología está ya en el aula y no se requiere el desplazamiento a otra aula. No obstante, como no se dispone de una tableta para cada estudiante, mientras unos alumnos realizan determinadas actividades con las tabletas, otros deben desarrollar otras tareas sin este apoyo tecnológico.

Puede ser un buen modelo para la introducción inicial de estos dispositivos en los centros. De esta manera los profesores se van formando y van experimentando cuando lo creen oportuno y los alumnos se van familiarizando con sus posibilidades educativas y con las normas de uso que deben respetar…

Complementado con la posibilidad de disponer de un carro móvil cuando sea necesario, puede ser un buen modelo para las etapas de Infantil y el primer ciclo de Primaria.


Carros móviles de tabletas digitales. El centro dispone de varios carros móviles con tabletas (facilitan el transporte, almacenamiento y recarga de las mismas), que los profesores trasladan a sus aulas cuando lo requieren.

Generalmente cada carro (según las necesidades del centro suelen contener entre 20 y 40 tabletas) se asigna a una zona del centro para que de servicio a las aulas ubicadas en la zona, minimizando los desplazamientos.

Para una buena gestión del servicio, conviene que cada carro de tabletas tenga un profesor responsable de su cuidado y mantenimiento (el carro puede estar almacenado en su aula más habitual de clase), que también gestionará el cuadro horario donde los demás profesores harán con antelación sus reservas de tabletas para sus clases.

Este modelo, aunque dificulta la improvisación de actividades con tableta en las aulas (hay que haber reservado con antelación) y supone una incomodidad al tener que ir trasladando los carros entre clases, evita el desplazamiento de los alumnos entre clases e integra el instrumento en el contexto del aula y las actividades educativas habituales donde cuando es necesario cada alumno puede disponer de una tableta.


Tableta digital personal para cada alumno. En nuestra sociedad actual, donde hay una presencia ubicua de Internet y tenemos siempre a nuestro alcance uno de estos dispositivos digitales (tableta digital, ordenador, Smartphone…), la escuela debe formar a los estudiantes para actuar en este contexto utilizando adecuadamente estas herramientas (como hacemos con las ya omnipresentes calculadoras).

Por ello consideramos recomendable, y cada vez más necesario, que formemos a los estudiantes contando que ahora además de papel, lápiz y libros, también tienen siempre a su disposición uno de estos dispositivos: tableta digital o netbook.

Ver al respecto nuestra propuesta de “currículum bimodal” <http://peremarques.blogspot.com.es/2011/09/que-es-el-curriculum-bimodal-i.html> , que además de poner al día los objetivos educativos, las metodologías didácticas y el sistema de evaluación de nuestros estudiantes, puede contribuir a una notable disminución del fracaso escolar.

En este marco, y si se dispone de las infraestructuras adecuadas en el aula (conexión a Internet, pizarra digital…), su utilización en el ámbito educativo permite aplicar un modelo tecnológico de trabajo en la nube (y también off-line) con interconexión de los contenidos de distintos dispositivos (tabletas digitales, netbooks, smartphones, pizarra digital…) y permanente red de comunicación entre los estudiantes y con los agentes educativos.

Con todo, y dentro de este cuarto modelo tecnológico – cada estudiante dispone de su tableta personal – que pensamos debe ser el objetivo hacia el que progresivamente los centros deberían orientarse,  hemos de considerar dos posibilidades:

– Que las tabletas sean del centro, y el alumno las tiene siempre a su disposición en clase.

– Que las tabletas sean propiedad de cada alumno, que las trasladará cada día de casa a la escuela, como un libro o libreta más en su mochila.


La mejor opción dependerá en cada caso de las características de cada centro y de la edad de los estudiantes, pero con la mirada en el futuro, tenderemos a que cada alumno tenga su propia tableta de propiedad (como tiene sus libretas y otros enseres personales).



Por otra parte, aún no hemos dado respuesta a la pregunta: ¿qué nos conviene más, netbooks o tabletas?

VENTAJAS QUE PUEDE COMPORTAR EL USO DE LAS TABLETAS DIGITALES EN EDUCACIÓN


Imagen: Microsoft

La utilización de las tabletas digitales en educación nos puede proporcionar muchas ventajas. En el apartado de “usos de las tabletas digitales” ya hemos enumerado sus principales posibilidades, destacamos aquí algunas ventajas pedagógicas que se constatan en las investigaciones realizadas (p.e. Naace en Reino Unido, Learning Exchange en Australia, citadas en las fuentes de información). Muchas de estas ventajas son las mismas que se obtienen al trabajar en entornos con netbooks:


  – Portabilidad y multifuncionalidad (tableta = entorno de aprendizaje móvil). Disponiendo los alumnos de tableta digital, el aprendizaje se libera de las 4 paredes de clase y puede desarrollarse en cualquier otro lugar y momento sin perder las funcionalidades que brindan las TIC: en el patio, en las visitas a museos, en las excursiones… En la tableta los estudiantes tienen todo lo necesario para desarrollar múltiples actividades de aprendizaje: obtener información de Internet (tableta = biblioteca), hacer fotos o vídeo (tableta = cámara), redactar un documento (tableta = libreta), realizar experimentos con aplicaciones tipo simulador (tableta = laboratorio), comunicarse con los compañeros o con el profesor (tableta = canal para comunicar/compartir), elaborar producciones multimedia…
– Acceso a múltiples fuentes de información. Proporcionan un acceso fácil e inmediato a todo tipo de información en Internet: libros digitales, vídeos…, donde los estudiantes pueden acceder a la información en múltiples fuentes y no dependen solamente del libro de texto o de las explicaciones del profesor.

– Colaboración y apoyo. Proporcionan una inmediata comunicación a través de Internet con compañeros y profesores y acceso a aplicaciones y entornos colaborativos. Así los estudiantes, en todo momento y lugar, pueden compartir ideas y recursos, comentar y debatir temas, pedir ayuda y proporcionarse apoyo, realizar trabajos colaborativos… Se redefine el espacio de aprendizaje, sobre la base de la conexión de las personas y el acceso a la información a través de espacios virtuales de colaboración.

– Aprendizaje autónomo y creatividad. Proporcionan a los estudiantes autonomía en el acceso a la información (no dependen de la que les proporcione el profesor),  autonomía en el uso de sus herramientas de trabajo para resolver problemas y crear conocimiento  (disponen de múltiples y variados instrumentos para el proceso de la información siempre a su alcance en su dispositivo) y autonomía al poder pedir ayuda on-line a sus compañeros (o al profesor) cuando la necesitan. Además, cuando tienen ideas creativas, al momento pueden anotarlas, buscar información complementaria, organizarlas, compartirlas…

– Aplicación de nuevas metodologías didácticas. Facilitan un enfoque pedagógico más centrado en el estudiante, que puede realizar más actividades de trabajo en grupo, más actividades autónomas de iniciativa propia, más actividades donde asumen el rol de profesores para presentar temas y proyectos a los compañeros…

Motivación e implicación. En las investigaciones realizadas, los estudiantes manifiestan estar más motivados al trabajar con estos apoyos digitales, participan más en clase.

– Eficacia y eficiencia. En estas mismas investigaciones, profesores y alumnos manifiestan  que trabajan de manera más eficiente y eficaz.

– Mejora de los aprendizajes. Y también según estas investigaciones, la realización de buenas actividades de aprendizaje con estos dispositivos y las aplicaciones educativas, aumenta progresivamente la calidad de los trabajos de los estudiantes y produce un impacto significativo en los aprendizajes. El uso de las tabletas puede actuar como catalizador que facilita y potencia los aprendizajes, pero como sabemos la causa de los aprendizajes de los estudiantes está en las actividades cognitivas que realizan… no en la tecnología que usan; si las actividades de aprendizaje que se proponen a los estudiantes no son buenas…poco aprenderán aunque usen tecnología.

– Desarrollo de las competencias digitales y las competencias básicas en general. Facilitan la realización de actividades que desarrollan competencias de búsqueda, tratamiento y comunicación de información en entornos digitales, pensamiento fluido y crítico, estrategias para la toma de decisiones y resolución de problemas…

– Actividades de refuerzo: prácticas y memorísticas. Con la utilización de las aplicaciones educativas adecuadas se facilita a los estudiantes la realización de actividades personalizadas de refuerzo y en general el aprendizaje memorístico de los conceptos básicos y de las habilidades de rutina. Con estos fines las apps más utilizadas son sobre las siguientes materias: Inglés, Matemáticas, Ciencias Naturales, Geografía,  Historia, Arte,  Música…

– Comodidad. Los alumnos se sienten cómodos en estos entornos móviles y táctiles que suelen conocer bien. Además se aligera su mochila, ya que trabajando con aplicaciones educativas en muchas ocasiones puede prescindirse de algunos de los libros de texto en papel.

– Difusión social de las competencias digitales. Muy a menudo, la familia del estudiante se interesa también por la tableta al constatar lo fácil que resulta utilizarla. 

PROBLEMÁTICAS ASOCIADAS AL USO DE LAS TABLETAS DIGITALES

Imagen: Apple


Distinguimos dos tipos de problemas que pueden surgir al utilizar las tabletas digitales en los ámbitos educativos: problemas técnicos y problemas pedagógicos, estos últimos derivados de su utilización en entornos educativos. Muchas de estas problemáticas son comunes a las que se dan en los entornos educativos con netbooks:



Problemas técnicos y de manejo que pueden darse, y que muy a menudo tienen su origen en determinados errores de los usuarios:

– Problemas de conexión a Internet. La conexión a Internet es lenta o no funciona, por poco ancho de anda o falta de cobertura en determinadas zonas del centro. En alguna ocasión, los “filtros de acceso a Internet” del centro pueden impedir el acceso a determinados contenidos que serían necesarios para algunos trabajos. Por otra parte hay que considerar que si las tabletas no tienen conexión 3G los estudiantes solo las podrán utilizar en sus casas si también tienen allí WIFI.

– Averías físicas en los equipos: algún botón no va, el altavoz o el micrófono no funcionan….

– Problemas de software: desconfiguración del sistema operativo, aplicaciones que no funcionan bien o están mal configuradas…Cuando cada estudiante tiene su propia tableta estas problemáticas pueden darse con mayor frecuencia, aunque por otra parte los usuarios también van desarrollando más habilidades para buscar y encontrar soluciones,.

– Incompatibilidades entre dispositivos: a veces se produce la desconfiguración de los documentos hechos con una tableta o aplicación al pasarlos al ordenador u a otra tableta con sistema operativo distinto, imposibilidad de acceder a determinados recursos digitales (p.e los Ipad no permiten acceder a documentos flash)… También hay que considerar posibles dificultades para conectar las tabletas con el videoproyector (se requiere un conector especial HDMI a VGA).

– Incomodidad al escribir. Cuando hay que escribir mucho, resulta Incómodo escribir con este teclado integrado en la pantalla.



Problemas derivados de su uso pedagógico. Destacamos:

– Pocos contenidos educativos. Actualmente aún hay pocas aplicaciones de contenidos educativos. Para los modelos iPad si existe ya un notable catálogo de apps educativas en inglés.

– Dependencia de la tableta. Cuando la tableta se haya integrado como un instrumento importante en lasx actividades de enseñanza y aprendizaje, se podrán producir alteraciones graves en la dinámica de las clases si los alumnos se olvidan la tableta en casa, o no la recargan, o no actualizan adecuadamente las aplicaciones.

– Falta de tiempo de los profesores. Falta de tiempo por parte de los profesores para buscar y desarrollar recursos para ser utilizados con los estudiantes.

– Distracciones en clase. Distracción de los alumnos al trabajar, hacer deberes… Algunos alumnos son conscientes de que al distraerse tardan más en hacer los deberes, pero aún así muchos lo prefieren.

TABLETAS DIGITALES VERSUS NETBOOKS: VENTAJAS E INCONVENIENTES



En el ámbito educativo hemos comentado que las tabletas digitales y los) netbooks pueden considerarse instrumentos alternativos de apoyo a los estudiantes (y también a los docentes), pues muchas de las aplicaciones que ofrecen son similares. Con todo, las tabletas orecen algunas ventajas:



– Uso inmediato. Siempre listas para usar. El netbook necesita unos minutos para cargar el SO, que nos hace perder tiempo esperando.

– Autonomía de uso. Mayor duración de la batería (según modelos, puede llegar a unas 10 horas).

– Portabilidad y versatilidad. Es más portátil y versátil dentro y fuera del aula: menor tamaño y peso, ocupa menos espacio a las mesas y se puede guardar fácilmente cuando no se usa,  e integra más elementos tecnológicos (cámara, GPS, sensores de ambiente…)

– Facilidad de uso. Son más fáciles de usar que los netbooks, ya que las tabletas son dispositivos más simples y compactos (la mayor parte de sus funcionalidades no requieren cables ni periféricos) que utilizan sistemas operativos y aplicaciones de menor complejidad.

– Costes de mantenimiento mínimos. Tienen menos averías y la instalación, configuración y manejo de las aplicaciones resulta más sencilla para los usuarios. Por otra parte, cuando surgen problemas técnicos (que suelen ser debido a errores manejo) a menudo pueden ser rápidamente resueltos por los propios usuarios.  

– Interacción táctil amigable. La pantalla táctil hace que en tareas (manipulación de imágenes, música o juegos) la interacción sea más fácil que con el uso de un teclado y un ratón. Lo mismo ocurre al utilizarla en entornos no favorables al teclado y ratón, como al utilizarla en la cama o  de pie. Además, algunos usuarios consideran más agradable usar un lápiz, un puntero o el dedo para apuntar y pulsar sobre la pantalla, en lugar de hacerlo con el ratón.

– Alta definición de pantalla. En general las tabletas digitales tienen una mejor definición de pantalla que los netbooks.

Y como no todo pueden ser ventajas, también hemos de considerar sus puntos débiles o inconvenientes frente a los netbooks:



– Mayor coste de compra. En general, son más caras las tabletas, pueden constar el doble que un netbook.

– Aplicaciones con menores prestaciones. En general las aplicaciones de las tabletas ofrecen menos funcionalidades que sus equivalentes en los netbooks. Esta limitación en las prestaciones se nota especialmente en las aplicaciones ofimáticas, especialmente en el caso de las tabletas Android, que actualmente aún no dispone de una buena aplicación para elaborar presentaciones multimedia, instrumento utilizado por los estudiantes para realizar muchos de sus trabajos individuales y en grupo.

– Menor potencia de trabajo. Menor capacidad de video y en general de proceso de la información que los netbooks, que tienen microprocesadores más potentes.

– Menor capacidad de almacenamiento. Las memorias flash de las tabletas actualmente no suelen rebasar los 64 Gb.
– Muchas apps se actualizan muy a menudo, lo que obliga a invertir tiempos de descarga y configuración. Con los netbooks también pasa (p.e. las actualizaciones de Adobe) pero mucho menos [aportación de Paloma Valdivia]
– Incomodidad y lentitud al escribir. Las tabletas no ofrecen espacio para el descanso de la muñeca y el teclado en pantalla resulta incómodo y lento para escribir textos largos. No obstante para estos casos se puede disponer de teclados externos, aunque supondrán un coste más y la tableta ya no será “todo en uno” (algunas tabletas como Surface de Microsoft integran un teclado físico en la funda protectora del dispositivo)

– Imprecisión del puntero. Pese a la interacción más agradable que proporciona su pantalla táctil, para aplicaciones gráficas que requieran precisión (gráficas matemáticas…) se echa en falta disponer de un ratón.

– Menos contenidos educativos. Actualmente los netbooks disponen de muchísimos contenidos didácticos para todos los temas y niveles educativos, tanto gratuitos (portales de las Consejerías de Educación, webs de profesores…) como de pago (libros de texto digitales de las editoriales…). Las tabletas están empezando a crear este mercado y para iPad ya va existiendo un notable catálogo (en inglés) de contenidos educativos baratos y de fácil adquisición a través del Apple Store. Además, con sus navegadores, pueden acceder a muchos de los contenidos on-line que se elaboraron para los netbooks.

– Un solo usuario. Si se debe compartir el uso de una tableta entre varios usuarios hay que tener en cuenta que solamente admiten un “login” de usuario. No hay pues espacios de datos separados para los distintos usuarios del dispositivo.



Por supuesto, las prestaciones de ambos – tabletas y netbooks – son significativamente menores a las de un ordenador personal, que seguirá siendo el instrumento necesario para la realización de trabajos más complejos: gestión de plataformas educativas,  elaboración de bases de datos complejas, edición de vídeo profesional… Tareas que escapan del ámbito de las actividades curriculares que se desarrollan habitualmente en la etapa de la enseñanza obligatoria, y en muchos casos también de las necesidades de los estudiantes de cursos superiores. 



En todo caso, cuando sea necesario disponer de más prestaciones, la mejor opción puede ser contar con un ordenador doméstico donde realizar las tareas más complejas, y utilizar el netbook o la tableta digital (de menor tamaño y peso) cuando nos desplacemos a las clases o al trabajo.



Y la pregunta sigue en pié. ¿Qué nos irá mejor como a poyo a los procesos de aprendizaje de nuestros alumnos, tabletas o netbooks?



Para las aulas de Infantil y de los primeros cursos de Primaria sugeriríamos sin dudar el uso de las tabletas. También para algunos entornos de Educación Especial. En los demás casos, la respuesta dependerá de las circunstancias de cada centro, de la importancia que otorgue a las aportaciones más significativas de las tabletas (inmediatez y autonomía de uso, portabilidad y versatilidad, facilidad de uso, interacción táctil…) y de la valoración de la necesidad o no de las mayores prestaciones que pueden aportar los netbooks.

¿Y LOS SMARTPHONE?



iPhone (Apple)

Los smartphone son dispositivos digitales que aúnan las funcionalidades propias de un teléfono móvil y casi todas las funcionalidades de las tabletas digitales.



Resultan ultraportátiles, caben en la palma de la mano, los podemos transportar en cualquier bolsillo, y nos permiten tener en todo momento y lugar un completo entorno para el trabajo, el aprendizaje y el ocio.  En cualquier momento y lugar podemos establecer comunicacióntelefónica o a través de mensaje de texto o videoconferencia, buscar información o realizar gestiones en Internet, ver textos y reproducir multimedias (en pantalla pequeña, eso sí), escribir notas (cortas, porque no son dispositivos para escribir textos largos), acceder a campus on-line y otras plataformas educativas (m-learning), realizar ejercicios interactivos autocorrectivos, tomar fotos y hacer vídeos, publicar en Internet y compartir materiales…, en suma, todos los usos de una tableta digital y de un teléfono.

Sus principales limitaciones las encontramos sobre todo cuando tenemos que leer documentos en pantalla (al ser muy reducida o ponemos la letra muy pequeña o nos obliga a visualizar fragmentos muy pequeños) y muy especialmente cuando tenemos que redactar documentos (el reducido teclado resulta incómodo parea textos un poco largos, y la reducida pantalla nos hace perder referencias de lo que acabamos de escribir).



Por todo ello, y porque en general son más caros que las tabletas, pensamos que en para trabajar en las aulas de las etapas de enseñanza obligatoria nos conviene más utilizar dispositivos con una pantalla y teclado de mayores dimensiones: tableta digital o netbook.



No obstante, para estudios superiores, y en la vida profesional en general, creemos que constituyen un magnífico complemento para nuestro “parque de dispositivos digitales sincronizados”. Fácilmente transportables, multifuncionales y con notable potencia, serán ideales para llevar a todas partes cuando nos tenemos que desplazar de nuestro espacio principal de trabajo o aprendizaje, para comunicarnos, acceder a fuentes de información, captar datos y tomar notas, compartir.. Luego en casa, con otros dispositivos más ergonómicos para la lectura (tableta, e-book, netbook…) podremos leer textos largos, y con el ordenador podremos hacer todo tipo de proceso de datos y de edición de documentos.

En breve continuará… «modelos de uso didácticos, infraestructuras y orientaciones para el profesorado, experiencias en curso, bibliografía… » Mientras agradeceré comentarios e información sobre investigaciones que se estén realizando.