Archive for febrero, 2011

Reducir el fracaso escolar mejorando el currículum y con apoyos TIC

miércoles, febrero 16th, 2011

La paradoja de las TIC

En las investigaciones que venimos realizando en el grupo de investigación “Didáctica y Multimedia” (DIM-UAB) sobre el uso educativo de las TIC vamos comprobando que generalmente, aunque los profesores afirman que los alumnos están más motivados, participan más en los trabajos y aprenden más…, luego las notas de los estudiantes no manifiestan mejoras significativas, siguen prácticamente como siempre.

Estamos pues ante una paradoja: “trabajando con las TIC los alumnos aprenden más, pero no mejoran sus calificaciones académicas”.

¿Cómo explicar esta contradicción? Desde luego, aceptando que los alumnos, como afirman los profesores, aprendan más con las TIC, está claro que lo que aprenden no es lo que luego se les pregunta en los exámenes.

¿Qué aprendizajes se facilitan trabajando con TIC? Las últimas investigaciones realizadas en DIM apuntan a que realizando buenas actividades de aprendizaje con el apoyo de las TIC se facilita la adquisición de muchas de las competencias básicas: tratamiento de la información y competencia digital, comunicación lingüística, aprender a aprender, autonomía e iniciativa personal… y por supuesto se facilita la comprensión de los contenidos.

¿Cómo se realiza la evaluación de los estudiantes? Mayoritariamente la evaluación se realiza mediante exámenes memorísticos, o que al menos requieren que el alumno disponga de una «información» memorizada para poder afrontar los ejercicios en los que se van a valorar sus competencias. Por lo tanto, la mayor parte de los alumnos que suspenden (tenemos más de un 30% de fracaso escolar al final de la etapa de enseñanza obligatoria) lo hace porque no han sabido (podido o querido) memorizar esta «información».

¿Trabajando con TIC se facilita la memorización de contenidos? Vamos constatando en DIM que trabajar con TIC en general no mejora de manera significativa la memorización a largo plazo de los contenidos, a no ser que se elabore un programa de tareas sistemático y personalizado con tal fin. En este caso, con TIC o sin TIC, generalmente habrá mejoras en la retención de conocimientos.

Y esta es la razón por la que los alumnos al trabajar con las TIC, aún realizando aprendizajes importantes para vivir en la sociedad actual, no suelen mejorar sus notas: la evaluación de los estudiantes se sigue centrando sobre todo en la memorización de “información” y no en el desarrollo de las habilidades cognitivas y de las competencias básicas. Aunque todos coincidamos en decir que la adquisición de las competencias básicas es muy importante, y en mayor o menor medida sí las trabajemos en clase, luego los exámenes son memorísticos.

Hacia un nuevo enfoque del currículum: consideremos nuestra «memoria auxiliar» y las competencias necesarias para crearla y gestionarla

¿Necesitamos memorizar tanto hoy en día? Por supuesto las personas, hoy como ayer, necesitamos disponer en nuestra memoria cerebral de un completo vocabulario, conceptos, hechos, teorías, procedimientos… (“información imprescindible”) que en gran medida aprendemos LEYENDO.

Pero como se da el caso de que en la sociedad actual la “información” está ubicua y podemos disponer de ella siempre que nos haga falta a través de dispositivos a nuestro alcance (ordenador, ipad…), podemos considerar que tenemos siempre a nuestro alcance una “memoria auxiliar” que nos puede librar de memorizar la “información importante pero no imprescindible”. Es decir, hoy en día, a diferencia de lo que ocurría hace 50 años, solo necesitamos tener en la memoria una pequeña parte de información, la «información imprescindible”, porque tenemos permanentemente a nuestro alcance dispositivos que nos suministran en cualquier momento los datos que podamos necesitar; tenemos una «memoria auxiliar».


Pero eso sí, debemos saber organizar y manejar nuestra “memoria auxiliar”… Tanto en la etapa escolar como después en nuestra vida adulta, continuamente tendremos que estar realizando actividades y resolviendo situaciones problemáticas que exigirán que demos una respuesta correcta y en un tiempo limitado. Y para ello necesitaremos disponer de las adecuadas competencias y de la adecuada información, con independencia de que ésta esté en nuestra memoria cerebral o en nuestra “memoria auxiliar” (nuestro entorno personal de trabajo en Internet). Por lo tanto deberemos disponer también de competencias que nos permitan ir creando y organizando esta “memoria auxiliar” donde,cuando convenga,buscaremos rápidamente la información necesaria para resolver nuestros problemas… contando con la ayuda de la «información imprescindible» que nos proporcionará nuestra memoria cerebral. Y adquirir estas competencias nos llevará tiempo. Lo tendremos que ir aprendiendo con los años en la escuela.

En la cambiante y compleja sociedad actual, donde resulta imposible aprender todo lo que vamos a necesitar en la vida, la creación y gestión de nuestra “memoria auxiliar” (donde hemos construido rutas preferentes para navegar por el infinito universo informativo de Internet) constituye una meta educativa tan esencial como la memorización de la “información imprescindible”.

Y si esto es así, se da la triste circunstancia de que buena parte de este 30% de alumnos suspende cada año en nuestras escuelas, lo hace porque es incapaz de aprender (= memorizar) una información que hoy en día ya no es necesario memorizar. Y en cambio, quizás no le enseñamos adecuadamente estas nuevas “habilidades digitales” que la sociedad le exige, y especialmente la creación y gestión de su “memoria auxiliar”. Podemos concluir diciendo que parte de nuestro fracaso escolar es producto de un currículum inadecuado a nuestros tiempos, y que podemos evitarlo mejorando el currículum de nuestras escuelas y aplicando las metodologías didácticas adecuadas.

Las nuevas investigaciones DIM-UAB sobre fracaso escolar

En este marco, y tras analizar los resultados que nos proporcionen las investigaciones DIM-UAB (2010-2011) sobre “nuevas técnicas contra el fracaso escolar”, en las que participan unos 50 centros de toda España, estamos preparando nuevas investigaciones para el próximo bienio 2011-2013.

Las investigaciones DIM-UAB sobre “nuevas técnicas contra el fracaso escolar” (2011-2013) pretenden:

1.- Trabajar intensivamente desde los primeros cursos la memorización (comprensiva e interdisciplinar) de las “informaciones imprescindibles” de cada asignatura, que cada equipo de profesores fijará a principio de curso.

2.- Y al mismo tiempo la realización de actividades de aprendizaje con apoyo documental, en las que los estudiantes puedan consultar libros, apuntes, Internet…, para que vayan creando su “memoria auxiliar” y desarrollen sus competencias en la búsqueda y tratamiento digital de la información.

Habrá exámenes memorísticos para asegurar la adquisición de las “informaciones imprescindibles”, pero la mayor parte de los exámenes serán prácticos, consistirán en la realización de actividades y la resolución de problemas con apoyo documental (libros, apuntes, Internet…). Si dejamos que los alumnos accedan a la información que quieran al afrontar sus ejercicios, ¿serán capaces de realizarlos?, ¿lograremos que se esfuercen más y mejoren sus competencias básicas? Pensamos que en muchos casos sí. Y esto es lo que vamos a experimentar en esta investigación.

Finalmente, además de la atención a la memorización de la “información imprescindible” y de la realización de actividades prácticas con apoyo documental, la nueva investigación DIM-UAB considerará un tercer eje: el desarrollo de la imaginación, creatividad y talentos de los estudiantes, que además favorecerá su equilibrio emotivo, autoestima y autoconfianza.



Próximamente haremos un llamamiento a través de DIM para los centros y profesores que quieran participar. También buscamos patrocinadores: empresas, colectivos de centros docentes o administraciones públicas.